Opinión /

Amiguetes (II)

Por Fermín Alonso 22 febrero, 2018 - 9:27

Érase una vez tres amigos, tres. Uno fue nombrado alto cargo del Ayuntamiento de Asirón, otro fundó una empresa y empezó a acumular contratos con el Consistorio y el tercero logró una plaza de empleo público, con un tribunal formado, entre otros, por los dos anteriores.

Peio Zabalza, Alberto Labarga y Floren Luqui presentan las jornadas formativas sobre gestión de espacios comunitarios que acogerá Pamplona durante los próximos días (11). IÑIGO ALZUGARAY
Alberto Labarga, concejal dimitido de Aranzadi, junto a Floren Luqui, cuyo puesto ha sido corregido por los tribunales por las irregularidades en la composición del tribunal, compuesto por amigos suyos. IÑIGO ALZUGARAY

El primero se llama Axel Moreno. Es desde septiembre de 2015 director de Participación Ciudadana, una de las áreas que controla Aranzadi, y en estos dos años y medio ha visto pasar por ahí a tres concejales delegados de la marca local de Podemos después de las dimisiones de Ana Lizoáin y Alberto Labarga. Ahora, es él quien ha anunciado su marcha por “motivos personales”.

El segundo es su ex socio Andoni Iso, que fundó la empresa Nommad en el último trimestre de 2015, apenas unas semanas después de que Moreno se incorporara al Ayuntamiento.

Menos de un año después, en junio de 2016, esta nueva empresa ya acumulaba tres facturas por contratos menores con el área de su ex compañero. De hecho, según la numeración de las facturas, parecía que no tenía muchos más clientes que el área de su ex socio.

Algunas de estas facturas eran por conceptos y cuantías tan llamativos como el pago de 2.559,15  euros por un “Manual de organismos, procesos y mecanismos de participación en las instituciones”, aunque la resolución más importante respondía una adjudicación de 27.164,5 euros por un “contrato de asistencia a proceso participativo  sobre movilidad en el Casco Antiguo”.

La oferta de Nommad no había sido la mejor valorada por la mesa de contratación que analizó el concurso, pero sorprendentemente se llevó la adjudicación. La empresa perjudicada recurrió el asunto y ganó.

El cuatripartito insistió en recurrir, aunque finalmente los tribunales dieron carpetazo al asunto rechazando los argumentos del Ayuntamiento. Nadie dimitió, ni admitió error alguno.

Unos meses más tarde, Moreno llamó a su exsocio Andoni Iso para que participara en un tribunal para la contratación de un técnico municipal de Participación Ciudadana a cambio de 2.560 € en honorarios. Entre los aspirantes, Floren Luqui, exalcalde de Barañáin por Nafarroa Bai y miembro de Bildu, que trabajó junto a Andoni Iso en la sociedad Konparte Soluciones Participativas SL, que compartía (valga la redundancia) con Axel Moreno. Las redes sociales daban fe de su relación anterior, posando sonrientes en un desayuno de trabajo.

Ambos, Moreno e Iso, eran presidente y vocal del tribunal que debía examinarle. Luqui, obtuvo la plaza.

La oposición advirtió entonces de las irregularidades y reclamó que se reiniciara el procedimiento, pero Geroa Bai, Bildu, Aranzadi e IE cerraron filas lanzando todo tipo de ataques y acusando al resto de concejales de mentir. En las actas quedan para la posteridad sus encendidas defensas.

Visto que nadie corregía nada, el Grupo Municipal de UPN decidió llevar el asunto a los tribunales y hace menos de un mes, estos le dieron la razón anulando la contratación y afirmando que “los vicios expuestos no son meras irregularidades, sino que afectan a la constitución del tribunal calificador, poniendo en duda tanto su composición, como su imparcialidad y, por ello, afectando de manera decisiva al proceso de selección (…)”. Casi nada.

Sin embargo, una vez más, nadie dimitió, ni reconoció siquiera error alguno. El alcalde, callado, no fuera a ofender a sus socios de Aranzadi y Geroa Bai tragando con todo, como siempre en el Ayuntamiento. Pelillos a la mar y a esquivar como se pueda el siguiente lío.

Colorín colorado, este cuento acaba en 2019.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Amiguetes (II)