Opinión / Desde la década de 1990 realiza entrevistas para el periódico El Mundo.

Cara de tontos

Por Esther Esteban 05 abril, 2016 - 20:15

Está claro que el dinero no entiende de países, razas, religión o ideologías.

El dinero es eso: dinero y los ricos hacen todo lo posible por tener cada día más y también por distanciarse todo lo que pueden del común de los mortales, para escaquearse de pagar a Hacienda.

Sólo hay que echar un vistazo a la lista "Los papeles de Panamá", en la que figuran líderes políticos como el presidente ruso Vladimir Putin hasta futbolistas como Messi, directores de cine como Pedro Almodóvar incluso la hermana del rey emérito de España la infanta Pilar de Borbón. Según la investigación conocida estos días, en esos papeles figuran al menos doce jefes de Estado o primeros ministros, 128 políticos, 61 familiares o socios cercanos a líderes políticos mundiales además de empresarios, futbolistas o actores ......

Un caso doblemente grave es el de Messi que sólo tardó unas horas en poner en marcha un nuevo entramado de fraude fiscal después de que la Agencia Tributaria española descubriera que había diseñado una red societaria para ocultar sus ingresos por derechos de imagen y evitar de ese modo los impuestos que debía abonar. El tema es si al final los implicados tendrán o no que pagar a la Hacienda española y la realidad es que solo lo tendrán que hacer si esas sociedades operaron a partir de 2012 porque el resto, habría prescrito.

Si de muestra vale un botón, según las primeras filtraciones, hechas públicas en España por El Confidencial y La Sexta, los hermanos Agustín y Pedro Almodóvar gestionaron "una sociedad offshore tras sus primeros taquillazos". Fue registrada en las Islas Vírgenes británicas, territorio considerado por España como un paraíso fiscal y pudieron "llevar a cabo contratos o actos de toda clase (...), recibir o dar dinero en préstamos, compra de productos, mercancías, valores, acciones". La compañía se mantuvo activa desde 1991 hasta 1994. En cuanto infanta Pilar de Borbón, hermana del rey Juan Carlos, dirigió desde 1974 hasta 2014 una empresa radicada en Panamá gestionada por el bufete Mosack Fonseca. La sociedad casualmente fue disuelta cinco días después de que Felipe VI fuera proclamado Rey.

¡Qué curiosa casualidad!

Es verdad que el hecho de ser titular de una de estas sociedades no constituye delito por sí mismo, pero que operarán las familias más ricas -doce miembros de los Domecq- o influyentes de España -los Pujol, Arias Cañete y CIA- hace levantar todas las sospechas.

La agencia tributaria ha anunciado que se han abierto ya diligencias con quien contra quienes aparecen en los papeles y la fiscalía de la Audiencia Nacional investigará por supuesto por supuesto lavado de dinero al bufete panameño como primer paso para llegar a los clientes.

Sea como sea, seguro que se tardarán años en comprobar ante qué estamos exactamente pero el relato de los hechos es impresionante ya que al menos 33 personas de las que figuraban entre los clientes del bufete Mossack-Fonseca aparecen en la lista negra de Estados Unidos por su vínculo con el terrorismo o el narcotráfico, lo cual pone los pelos de punta y ha puesto en alerta internacional a muchos gobiernos. Teniendo en cuenta que en los papeles de Panamá figuran 11 millones de documentos con datos personales, cuentas corrientes e información reservada de personas de todo el mundo según vayan saliendo el escándalo puede tomar proporciones inauditas.

En cuanto a España lo más probable es que al final la mayoría de las operaciones que puedan ser constitutivas de delito fiscal estén prescritas, tanto administrativa como judicialmente, con lo que de nuevo los ricos se irán de rositas y a los demás se nos pondrá cara de tontos cuando, dentro de pocos días, tengamos que hacer puntualmente nuestra declaración de la renta. Lo más falso que se ha hecho en publicidad en los últimos años fue aquella exitosa campaña de que Hacienda somos todos ¡mentira!, ¡mentira cochina!. Sólo unos cuantos somos Hacienda, siempre los mismos y el resto privilegiados entre los que no cabe hacer distingos porque aunque prediquen ideológicamente lo contrario, si se pueden escaquear lo hacen.

Solamente tienen que salir luego a la opinión pública, abanderar la causa de los pobres y abandonados del mundo para aparentar que son diferentes y encima vamos y nos lo creemos. !Qué asco!


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Cara de tontos