Opinión /

Uxue Barkos y el PNV tienen cemento armado de sobra

Por Editorial 09 enero, 2019 - 18:36

Los nacionalistas de Sabino Arana muestran su queja por las pintadas de los radicales, sus socios de gobierno a los que ellos siempre han blanqueado. 

Unai Hualde, Uxue Barkos y Koldo Martínez (todos del PNV) en un pleno del Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY
Unai Hualde, Uxue Barkos y Koldo Martínez (todos del PNV) en un pleno del Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY

El Gobierno de Navarra ha anunciado, tras consentir durante año y medio la okupación del Palacio Marqués de Rozalejo, que tapiará la entrada al edificio con cemento armado.

Nada puede ser más cómodo y económico para el Ejecutivo foral, pues la presidenta y su gobierno nacionalista andan sobrados de este material. 

Sólo así se entiende que el PNV de Navarra, el partido de Uxue Barkos y que dirige Navarra desde Bilbao, haya salido en los medios a lloriquear después de que los radicales que ellos mismos legitiman a diario les hayan escrito un acertado eslógan en la puerta de su sede: "Se os hunde el Barkos". 

El PNV de Navarra ha condenado de forma "rotunda" la aparición de cuatro pintadas, haciéndose la víctima. Es la misma rotundidad con la han dado carta blanca a los radicales con los que pactaron el Gobierno de Navarra y a los que entregaron el Ayuntamiento de Pamplona. 

Los nacionalistas de Uxue Barkos han demostrado su absoluta falta de escrúpulos para estar siempre del lado de los violentos, como por ejemplo han hecho estos últimos meses para proteger a la manada abertzale que apaleó a dos mujeres en Alsasua junto a sus parejas, que casualidades de la vida eran unos "txakurras" a los que tenían en la diana desde hace meses. 

Los lloros del PNV producen vómito después de haber otorgado siempre una vida extra a los etarras y a la izquieda abertzale en Navarra cuando más vencidos estaban, como hicieron con el execrable "Pacto de Estella" para salvar a una Batasuna contra las cuerdas tras  la desaprobación social de los asesinatos que ellos ya han olvidado. 

Barkos se apoyó en los violentos de Bildu-Sortu y en los partidos antisistema como Podemos, Aranzadi o I-E para llegar al poder e imponer a los navarros sus obsesiones sabinianas. ¡Qué hubiera dicho el PNV si en lugar de pintadas hubiera tenido tiros en la nuca y bombas lapa! ¡Cuánta lágrima de cocodrilo!

La cuenta atrás ha comenzado y los navarros pondrán en unos meses a cada llorica de cemento armado en su sitio.

El 'Barkos' se hunde. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Uxue Barkos y el PNV tienen cemento armado de sobra