• jueves, 23 de septiembre de 2021
  • Actualizado 19:32

 

 
 
        

Opinión /

Unidad por Navarra

Por Editorial 03 diciembre, 2015 - 8:00

Hoy se celebra el Día de la Comunidad foral, marcado por la ofensiva nacionalista contra los símbolos navarros.

El Gobierno de Uxue Barkos, caracterizado por su ofensiva por euskaldunizar la sociedad y marginar los símbolos y tradiciones autóctonas, afronta hoy su primer Día de Navarra. Desde que, como ella misma se definió, tomara posesión como presidenta "abertzale en una comunidad que mayoritariamente no lo es", lo cierto es que tanto Barkos como sus socios de gobierno –EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezquerra– se han significado por la disensión, el sectarismo y la confrontación.

No resulta casual que tanto Geroa Bai desde el Gobierno como los herederos de Batasuna desde los ayuntamientos que rigen hayan potenciado y alentado el izado de la ikurriña –banderade la Comunidad Autónoma Vasca– en un intento de equipararla a la bandera oficial de la Comunidad foral, único estandarte que representa y une a todos los navarros.

De igual forma, el cuatripartito se ha distinguido por su intento de extender el euskera por toda Navarra, por paralizar el Programa de Aprendizaje en Inglés, por presentar una oferta pública en Educación que prioriza de forma escandalosa y desproporcionada el vascuence sobre el castellano y por permitir a ETB de colocar postes y repetidores de forma unilateral para que sus cuatro canales se vean por TDT de forma cuanto menos alegal.

El autogobierno navarro, su régimen foral, sus especificidades como Comunidad foral diferenciada dentro de España, no solo se ven amenazados por las ansias anexionistas del nacionalismo vasco, sino también por las proclamas de nuevas formaciones políticas como Ciudadanos y UPyD que, partiendo de falsas premisas de insolidaridad y desigualdad, abogan por la derogación de los derechos históricos navarros.

Navarra es una comunidad próspera y avanzada, con grandes cotas de bienestar, pero al mismo tiempo es una tierra de acogida y solidaridad, que ha dado sobradas muestras de generosidad. La inmensa mayoría de la sociedad navarra está harta de tanto enfrentamiento y división, de tanta crispación política y social, y exige al Gobierno foral que evite las confrontaciones partidistas y ahonde más en lo que une a todos los navarros.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Unidad por Navarra