• sábado, 16 de octubre de 2021
  • Actualizado 22:57

 

 
 

Opinión /

Un puñado de votos

Por Editorial 14 diciembre, 2015 - 9:27

Los sondeos auguran un estrecho resultado en Navarra en las elecciones del 20-D.

A falta de seis días para el 20-D, las encuestas publicadas este fin de semana sobre la intención de voto en Navarra arrojan un apretado resultado que pude depender del trasvase de unos pocos miles de votos, de los indecisos y del denominado voto útil de última hora.

En el centro derecha, la coalición UPN-PP no tiene asegurada la consecución de los dos escaños debido a que del ascenso a nivel nacional de Ciudadanos se beneficia su lista en la Comunidad foral. El tirón, el impulso, de su líder, Albert Rivera, puede arrastrar consigo los votos de castigo, por una parte a la gestión de Rajoy y, por otro lado, a los gobiernos de UPN. Como la formación de Rivera en Navarra parece estar lejos de conseguir los 48.000 votos necesarios para alcanzar un asiento en el Congreso de los Diputados, a buen seguro que, en esta última semana, desde UPN-PP se apelará al voto útil con el argumento de que los sufragios a la formación naranja son votos perdidos en beneficio de las candidaturas de izquierdas y nacionalistas.

A imagen y semejanza de Ciudadanos, Podemos se aprovecha en Navarra, como en el resto de España, de la pujanza y ascenso de su líder, Pablo Iglesias. Esta circunstancia le lleva a ser, según los sondeos, la segunda fuerza con mayor intención de voto, por delante del PSN, EH Bildu y Geroa Bai. El PSN, en cambio, puede verse penalizado por las generalizadas críticas que el candidato a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, está recibiendo por su errática campaña y su floja actuación en el debate a cuatro celebrado la semana pasada. El debate televisivo de hoy entre Rajoy y Sánchez a buen seguro que marcará un punto de inflexión, especialmente en las expectativas del candidato socialista.

Geroa Bai y EH Bildu, las dos formaciones que abogan por la integración de Navarra en la Comunidad Autónoma Vasca, afrontan la última semana de diferente forma. Mientras que los herederos de Batasuna están llevando a cabo una campaña de perfil bajo, el partido de la presidenta Uxue Barkos es objeto de críticas y movilizaciones por parte de los padres, los alumnos y las apymas de centros públicos en defensa del Programa de Aprendizaje en Inglés (PAI), un proyecto educativo que el cuatripartito, que concurre bajo una lista unitaria al Senado, quiere paralizar el próximo curso.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un puñado de votos