Opinión /

El Parlamento foral amplifica las reivindicaciones proetarras

Por Editorial 26 enero, 2016 - 7:00

El viernes acogió a acusados de colaborar con ETA y ayer reclamó el acercamiento de los terroristas navarros a la cárcel de Pamplona
 

El Parlamento de Navarra se ha convertido por obra y gracia del cuatripartito conformado por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezquerra el punto de encuentro, y de defensa, de las tradicionales reivindicaciones de los terroristas de ETA y de sus supuestos grupos afines.

Si el pasado viernes la Cámara foral dio cobijo institucional a los miembros de Askapena juzgados en la Audiencia Nacional por un delito de colaboración con organización terrorista al dar "proyección internacional" a ETA, ayer la Junta de Portavoces aprobó, con el voto en contra de UPN, PSN y PPN, una declaración institucional en la que rechaza "rotundamente" las "políticas penitenciarias de excepción, incluida la dispersión y el alejamiento de los presos", y exige al Gobierno central "la derogación de las mismas".

Produce sonrojo, estupor y bochorno democrático que los miembros de la Comisión de Relaciones Ciudadanas e Institucionales del Parlamento, de la que se ausentaron UPN y el PP, escucharan impertérritos gravísimas descalificaciones y acusaciones contra los representantes de otro poder del Estado, en este caso el judicial.

Resulta intolerable que la abogada de Askapena, Amaia Izko, afirmara, sin prueba alguna, la existencia de "una serie de irregularidades y abusos que han devenido en un grave déficit de las garantías" de las personas enjuiciadas, así como "una grave afectación de sus derechos fundamentales". Las descalificaciones, en la mayoría de ocasiones, retratan precisamente a quien las profiere. En España, por mucho que el entorno abertzale lo repita como un mantra, no hay juicios políticos y la Audiencia Nacional dictará sentencia –absolutoria o condenatoria– tras un proceso celebrado con todas las garantías.

Y, ayer, a través de una moción presentada por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra, la Cámara foral expresó su "voluntad" de que el Gobierno de Uxue Barkos realice las gestiones pertinentes al objeto de que todos los terroristas de ETA con arraigo en Navarra –que ni se han arrepentido, ni han abjurado de la banda terrorista, ni han colaborado con la justicia en el esclarecimiento de otros crímenes– puedan ser trasladados a la cárcel de Pamplona.

Como hemos dicho en otras ocasiones, cabe recordar al respecto que la política de dispersión fue modificada por Instituciones Penitenciarias con la denominada 'vía Nanclares', que posibilita un reagrupamiento controlado de los presos de ETA que se hayan arrepentido y hayan roto sus vínculos con la organización terrorista. La solución la tienen, por tanto, al alcance de su mano.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Parlamento foral amplifica las reivindicaciones proetarras