Opinión /

El (improbable) consenso para reformar la Constitución

Por Editorial 07 diciembre, 2015 - 9:28

Parece difícil que PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos pacten una modificación de la Carta Magna

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aseguró ayer que él no se "cierra" a reformar la Constitución, pero precisó que esa modificación del texto fundamental no es la "prioridad" de España. En cualquier caso, y tras manifestar que está dispuesto a "escuchar" a otros partidos, incidió en que una reforma debe contar con un "consenso" como el de 1978.

Si durante estos 37 años desde su promulgación, el PP y el PSOE, los dos partidos hegemónicos, han sido incapaces –salvo con dos puntuales excepciones– de consensuar una reforma de la Constitución cuando disponían de la mayoría parlamentaria suficiente, parece improbable que esta reforma se pueda llevar a cabo en la próxima legislatura.

La organización territorial –el estado autonómico– que no satisface a los nacionalistas vascos y catalanes, constituye el principal problema político que tiene España y será, sin duda alguna, el mayor desafío al que se enfrentará el Gobierno en la próxima legislatura. Y, a juzgar por sus propuestas electorales, no parece que PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos puedan alcanzar entre ellos un consenso en la reforma constitucional similar al de 1978.

Pero no nos engañemos, ninguna reforma constitucional –ni la organización federal de España ni la existencia de autonomías de primera y segunda categoría– saciará las ansias secesionistas e independentistas de los nacionalistas vascos y catalanes.

La soberanía nacional, huelga reiterarlo 37 años después, "reside en el pueblo español" y, tal y como reza el artículo 14 de la Constitución, todos "los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El (improbable) consenso para reformar la Constitución