Opinión /

Chivite se lanza a dividir a los navarros de la mano del PNV y Bildu

Por Editorial 27 octubre, 2019 - 21:26

La excusa de las dos 'Españas' es el argumento perfecto que Chivite quiere impulsar para justificar sus pactos con el nacionalismo más rancio. 

María Chivite junto a Javier Remírez. PABLO LASAOSA
María Chivite junto a Javier Remírez. PABLO LASAOSA

María Chivite se ha descolgado con unas declaraciones en una entrevista en las que culpa a la coalición Navarra Suma de sus acuerdos con el nacionalismo vasco. 

Si no fuera por la importancia del tema y por la seriedad del asunto, cualquiera esbozaría una sonrisa, e incluso una carcajada, por escuchar a una persona mayor de edad y con semejante responsabilidad tamaña falsedad y argumento tan pueril. Ni siquiera sus afiliados y simpatizantes se merecen tan poca consideración

Chivite gobierna en Navarra, de la mano del PNV y Bildu, porque ella y su partido han perdido el norte y el control de lo que representan y porque, ya lo advirtió Ramón Alzórriz, querían el Gobierno de Navarra al precio que fuera, incluida la renuncia a todos sus principios y postulados como Partido Socialista. 

María Chivite se negó en todo momento a sentarse siquiera a hablar con el partido que había ganado las elecciones, a cuyos líderes trató de ningunear como hacen los malos políticos, y a sabiendas de que su único objetivo era acceder al gobierno con los votos de los proetarras de Bildu, algo que le ha importado bastante poco, por cierto. 

El PSN y su presidenta del Gobierno, desde estas líneas ya lo hemos denunciado en otras ocasiones, han seguido la estrategia de su jefe Pedro Sánchez, para traer a Navarra el discurso "guerracivilista" de las dos 'Españas'. Y en Navarra es la excusa perfecta para justifica su alianza con el nacionalismo más rancio, al que para mayor vergüenza llaman "progresista"

De una manera absolutamente descarada han comenzado a insultar al 40% del Parlamento, y por tanto a todos aquellos ciudadanos a los que representa Navarra Suma, a los que ahora califican de "fascistas" y a los que acusan de "alimentar el odio", mientras ellos hacen manitas con los defensores de los asesinos de Tomás Caballero o José Javier Múgica, concejales de UPN asesinados por ETA-Batasuna. 

Chivite ha permitido que su partido se reparta instituciones como la Mancomunidad de la Comarca o la Federación de Municipios con Bildu, hasta el punto de hacer dejación de funciones como en Huarte, donde los socialistas no tienen ni las agallas de dar la cara tras entregar la alcaldía a los radicales batasunos. 

Su partido ha colocado como senador autonómico a un personaje, Koldo Martínez, que asegura que coincide con ETA en su objetivo de expulsar a la Guardia Civil de Navarra y ella misma ha permitido que su gobierno tengan presencia personas con un pasado de corte terrorista, exparlamentarios de Herri Batasuna y Euskal Herritarrok que fomentaban y aplaudían el asesinato selectivo de ciudadanos por defender a la Comunidad foral y la Constitución. 

La actual dirección del PSN en Navarra no es lo peor que le ha pasado a esta comunidad, sino que será, en poco tiempo lo veremos, una de las mayores desgracias de un partido que ha sido capaz de modificar su discurso en unos días para defender justo todo lo contrario de lo que prometía en campaña: IRPF de las madres, decreto del euskera, modelo PAI, Ley de símbolos, etc. 

Los socialistas navarros tratan de tapar sus vergüenzas con el insulto y el desprecio a los que critican su acuerdos contra natura. ¿Cuál es el sentido? ¿Qué pretende Chivite con tanto desprecio a los ciudadanos que no comulgan con su estrategia de alizanza con el nacionalismo? 

Desde aquí volvemos a llamar al Partido Socialista a reconducir su postura y regresar a la senda de la defensa de los valores y principios que siempre ha protegido con ejemplaridad y a no permitir que el nacionalismo diluya a un partido histórico y tan necesario siempre para Navarra. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Chivite se lanza a dividir a los navarros de la mano del PNV y Bildu