Opinión /

El euskera por imposición

Por Editorial 18 febrero, 2016 - 7:00

Bildu no tiene empacho alguno de pasar por encima de los padres a costa de la educación de sus hijos
 

El grupo municipal de Bildu quiere obligar a los padres de los barrios pamploneses de San Juan y la Milagros a que matriculen a sus hijos de 0 a 3 años en euskera. Con alevosía, con premeditación, sin capacidad de respuesta, con apenas unos días de antelación para las matriculaciones, comunicaron a los padres el cambio de modelo lingüístico. Una tropelía en toda regla que retrata el autoritarismo y despotismo del alcalde Asirón y del cuatripartito que lo sustenta, conformado por Aranzadi –la marca de Podemos en el consistorio–, Geroa Bai e Izquierda-Ezquerra.

Decenas de padres, madres y niños se concentraron el miércoles en la plaza del Ayuntamiento en protesta por el cambio de modelo lingüístico en las escuelas municipales de Donibane y Fuerte del Príncipe. Pancartas con lemas como “No a la imposición de los modelos lingüísticos”, “Cabemos todos” o “Queremos inglés en Rochapea” dejaban bien a las claras las pretensiones de los progenitores ante el atropello de Bildu.

Ni el alcalde, tan receptivo con otros movimientos de protesta, ni concejal alguno de su grupo se dignaron a hablar con los padres. Carecen de argumentos para sustentar la medida. Sólo pretenden euskaldunizar la sociedad navarra a base de imposiciones. Y para ello no tienen empacho alguno en pasar por encima de los padres a costa de la educación de sus hijos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El euskera por imposición