• domingo, 19 de septiembre de 2021
  • Actualizado 09:57

 

 
 

Opinión /

Discrepancias (ficticias) en el Gobierno sobre la ley de símbolos

Por Editorial 09 marzo, 2016 - 8:00

El Ejecutivo de Barkos afirma desentenderse de la modificación, mientras Bildu reclama su urgente derogación
 

Mientras el Gobierno de Barkos pretende aparentar ante la opinión pública que la nueva ley de símbolos que permitirá la exhibición de la ikurriña en todas las instituciones de Navarra es algo ajeno a sus designios, su principal socio en el Ejecutivo, EH Bildu, ha vuelto a reclamar una "urgente" modificación de la citada norma. 

La equidistancia mostrada por la portavoz del Barkos no puede resultar más fingida y ficticia, porque a la hora de la verdad nadie duda de que Geroa Bai votará junto con los herederos de Batasuna para dar cobertura legal a la colocación de la bandera de la Comunidad Autónoma Vasca en los consistorios navarros.

El portavoz parlamentario de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha lamentado la sentencia contraria a la exhibición de la ikurriña en el Ayuntamiento de Pamplona, que "impone la prohibición" de un "símbolo que representa a miles de navarros".

Una vez más, la izquierda abertzale olvida que la Comunidad Foral de Navarra ya tiene unos símbolos –su bandera, su escudo y su himno– que representan a todos y cada uno de los navarros, mientras que la ikurriña es una enseña propia del nacionalismo vasco.

Según Araiz, con esta sentencia "se ha reforzado la imposición de ciertos símbolos, la prohibición de otros y la amenaza contra los ayuntamientos que por mayoría decidan qué banderas quieren colgar en sus balcones".

Más bien al contrario, estas sentencias no han impuesto nada, sino que han venido a reparar una injusticia, una imposición arbitraria e ilegal de al menos seis ayuntamientos –entre ellos el de Pamplona, regido por Asirón– que cometieron un flagrante fraude de ley para exhibir la ikurriña.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Discrepancias (ficticias) en el Gobierno sobre la ley de símbolos