• viernes, 22 de octubre de 2021
  • Actualizado 05:08

 

 
 

Opinión /

Los totalitarios quieren echar al Chimy Ávila de Osasuna

Por Editorial 20 junio, 2021 - 12:19

El nacionalismo vasco más excluyente de Navarra pide la rescisión del contrato del mejor jugador de Osasuna por no compartir su pensamiento totalitario. 

Chimy Ávila vuelve a los terrenos de juego después de más de un año lesionado en ambas rodillas. El CA Osasuna ha grabado un spot en la plaza de toros para celebrar el regreso del jugador. FOTO: OSASUNA
Chimy Ávila vuelve a los terrenos de juego después de más de un año lesionado en ambas rodillas.. FOTO: OSASUNA

El nuevo fascismo de izquierdas, el clásico totalitarismo vasco xenófobo que hemos vivido y todavía soportamos en Navarra, ha comenzado su campaña para pedir que se le rescinda el contrato al mejor jugador de Osasuna, el Chimy Ávila, por no pensar como ellos dictan y ordenan. 

Aunque el mero planteamiento de la idea podría parecer una broma, es la sociedad que el pensamiento único más excluyente quiere imponer, después de intentarlo sin éxito con las armas durante más de 40 años. 

El jugador de Osasuna lució en su tiempo de vacaciones una camiseta con una frase y la silueta de Santiago Abascal, el líder del tercer partido nacional, una formación plenamente constitucional y que los radicales de izquierda y los ideólogos del nacionalismo quieren vender como un partido ultra mientras ellos justifican palizas o alaban a terroristas.

Chimy Ávila lució su camiseta como podría haber llevado cualquier otra, porque es libre, porque él decide sus pensamientos y porque no tiene que darle explicaciones a nadie, menos en su tiempo libre y fuera de cualquier acto vinculado con su trabajo y con su club. 

Otra cosa sería que el magnífico jugador de Osasuna hubiera lucido una camiseta de los simpáticos chavales de Alsasua que pegan palizas nocturnas, del genocida Che Guevara, de la Batasuna terrorista, o de cualquier otra escoria violenta que seduce a la izquierda de este país, en especial a ese nacionalismo vasco rancio y podrido, que sigue atrapado en el pensamiento del machista y racista Sabino Arana

Haría bien Osasuna en anunciar cuanto antes la renovación del Chimy Ávila para confirmar dos asuntos de especial relevancia en los tiempos que corren.

En primer lugar, para demostrar que un club y una entidad como Osasuna no se deja nunca amedrentar por el nacionalismo totalitario excluyente que busca arrinconar de la sociedad a todo el que no piense como ellos, sobre todo cuando se señala a uno de los suyos. 

Y en segunda instancia, sería un gran acicate para la gran mayoría de esta sociedad que está ya harta de que unos cubateros del Ensanche de Pamplona, venidos arriba con la reciente apertura de bares tras la pandemia, se piensen que puede moldear una sociedad enferma y con la cabeza podrida por mucho que amedrenten y ladren como los perros sarnosos del batzoki más cutre que representan. 

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los totalitarios quieren echar al Chimy Ávila de Osasuna