• domingo, 13 de junio de 2021
  • Actualizado 19:19

 

 
 

Opinión /

Un capítulo más del sainete independentista catalán

Por Editorial 28 diciembre, 2015 - 11:32

Los militantes de la CUP empataron ayer en la votación para apoyar a Artur Mas y prorrogaron la decisión al 2 de enero
 

Si no fuera trascendente para la sociedad catalana y española parecería cómico. Que el futuro inmediato de una comunidad autónoma tan importante como Cataluña esté en manos de un grupo antisistema resulta grotesco y refleja la cota de degradación alcanzada por los políticos nacionalistas catalanes y, muy especialmente, por los dirigentes de Convergencia i Unió. Ayer, en la asamblea de la CUP convocada para votar sobre la investidura de Artur Más, se produjo un empate entre los partidarios y detractores de apoyar al candidato convergente, de forma que la formación anticapitalista prorrogó la decisión hasta el 2 de enero.

La sociedad catalana no se merece esta incertidumbre. La deriva secesionista puesta en marcha por Artur Mas solo puede acabar con la dimisión inmediata de este y su retirada de la vida política. Su empecinamiento en aferrarse al cargo está conduciendo a un callejón sin salida tanto a su partido, al que ha causado un enorme quebranto en cuanto al apoyo popular, como a la mayoría de los catalanes, que el pasado septiembre dieron la espalda a sus pretensiones independentistas. Por desgracia, el sainete continúa y el próximo 2 de enero asistiremos a una nueva entrega. ¿Será la última?


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un capítulo más del sainete independentista catalán