• miércoles, 08 de diciembre de 2021
  • Actualizado 15:14

 

 
 

Opinión /

Asirón y la dispersión de los presos de ETA

Por Editorial 12 enero, 2016 - 8:00

Los terroristas arrepentidos y que han roto con la banda terrorista ya se pueden acoger al reagrupamiento.

Joseba Asirón (Bildu), alcalde de Pamplona, asistió el sábado en Bilbao a una manifestación en favor del traslado de los presos de ETA a cárceles próximas a Navarra y la Comunidad Autónoma Vasca.

Asirón, que en la presente legislatura en el consistorio se ha negado rotundamente a condenar los crímenes de ETA, incluido el del que fuera concejal de Pamplona Tomás Caballero (UPN), evidenció su cercanía y proximidad con los integrantes de la banda abertzale asesina, que mayoritariamente ni se han arrepentido de sus atentados ni han colaborado en el esclarecimiento de muchísimos crímenes.

Por mucho que desde el entorno proetarra se repita, la dispersión de los presos de ETA en modo alguno cercena derechos fundamentales de los reclusos. Como recientemente ha sentenciado la Audiencia Nacional al rechazar el recurso de una veintena de etarras, con la dispersión no se conculcan los derechos de comunicaciones y visitas, defensa y asesoramiento jurídico, a la asistencia médica, a la cultura o la educación de los recurrentes ni se contraviene la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Cabe recordar, al respecto, que la política de dispersión fue modificada por Instituciones Penitenciarias con la denominada 'vía Nanclares', que posibilita un reagrupamiento controlado de los presos de ETA que se hayan arrepentido y hayan roto sus vínculos con la organización terrorista.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Asirón y la dispersión de los presos de ETA