Opinión / Abogado.

Ikurriña: solo la puntita

Por Diego Paños 09 febrero, 2017 - 23:14

Se publicita estos días ante el regocijo de unos y la irritación de otros, la derogación de la Ley foral 24/2003 de Símbolos de Navarra  por parte de nuestros inquietos legisladores forales, por otra parte, tan volubles en el uso –quita/pon quiero decir- de la bandera de la Unión Europea.

Balcón del Ayuntamiento de Pamplona con la ikurriña colocada durante el Chupinazo por el alcalde Joseba Asirón durante San Fermín en los Sanfermines de 2015. PABLO LASAOSA.
Balcón del Ayuntamiento de Pamplona con la ikurriña colocada durante el Chupinazo por el alcalde Joseba Asirón durante San Fermín en los Sanfermines de 2015. PABLO LASAOSA.

Los símbolos, emblemas, banderas e himnos de los que se ocupan este tipo de leyes son los oficiales: es decir, los propios de la Administración del Estado, del que la autonómica -la foral en el caso de Navarra- son un escalón territorial. (Si, lector: la Diputación de Murcia, el Ayuntamiento de Marcilla y el Gobierno Catalán son instituciones del Estado español).  Obviamente, esas normas nos atañen a los particulares  y por tanto, Ud puede colgar en el tejado de su casa, empresa o huerta la “Union Jack”, la de Osasuna o la de la hermandad de la Pasión, si le place.

De lo que hablamos es de permitir que Instituciones y Administraciones  locales de Navarra puedan usar como símbolos oficales, signos no oficiales de Navarra. concretamente para usar la Ikurriña (y solo la Ikurriña).        

El fundamento de esta inicativa, leemos en prensa - es  ser “inclusivos” y “permitir a los Ayuntamientos colgar la Ikurriña junto a los símbolos de Navarra si así lo deciden”, ya que no hacerlo, se afirma, resulta “excluyente”. Ello permitiría  -más adelante- poder elaborar otra ley “coherente con la pluralidad identitaria que hay en Navarra”.  Y a partir de aquí el debate se dirigirá inevitamente hacia los sentimientos –efectivamente muy plurales- de “pertenencia” y singularmente de identidad de los navarros.

Observen que en el acostumbrado birlibirloque verbal ya nos han cambiado el sujeto y objeto al que se refiere la ley de símbolos; que ya no es regular el uso de los emblemas oficiales de la Administración del Estado, y ha pasado a ser  el ciudadano y cómo reflejar en las instituciones sus sentimientos de identidad. 

Pero esto no es lo que regula la Ley de símbolos. Es evidente  que de las Administraciones e Instituciones públicas de Navarra no cabe predicar ni “pluralidad identitaria” ni ningun “sentimiento de pertenencia” que quepa excluir, porque son Entes jurídicos, personas morales. No tienen sentimientos. Son meros instrumentos para organizar y gestionar los servicios a los ciudadanos.

Lo que se está tratando es modificar la realidad institucional de Navarra –definid por la Ley de Amejoramiento- por la vía trasera de los sentimientos colectivos o individuales, usando sentimientos de agravio comparativo, reales o imaginarios, convirtiendo de paso a quien se oponga al dislate en un nacionalista de signo contrario, heredero del franquismo  y por tanto, un antidemócrata.

Estamos en la versión cuatriparty foral del: “que hay de malo en ello” del Plan Ibarretxe, o del”es poner las urnas” del  “Procés” catalán. Propuestas legítimas (pues lo son en democracia cambiar los fundamentos constitucionales) que soslayando los procedimientos mediante la creación de normas o de movimientos populares pretenden modificar las leyes saltándose el procedimiento establecido para ello.

En Navarra, los partidos que sustentan el Gobierno han decidido modificar el Amejoramiento cargándose la institucionalidad simbólica de la Comunidad Foral de Navarra. Será nuestra nueva Administración Foral superinclusiva (y algo esquizofrénica por cierto).  Habremos empezado a convertirnos, por la vía de hecho, en parte oficiosa de la comunidad vecina, asumiendo sus signos oficiales, pero siin el referendum de la Transitoria cuarta. Nafarroa Euskadi da, pero solo la puntita.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Ikurriña: solo la puntita