Opinión / Especializada en política vasca y el análisis parlamentario.

¡¡¡La eficacia de la tortura!!!

Por Charo Zarzalejos 27 enero, 2017 - 7:50

Que Trump, elegido por mas de sesenta millones de ciudadanos americanos, nos inquieta a todos es una obviedad.

Ya podemos dar por seguro que Trump nos va a dar, lamentablemente, muchas tardes de gloria. Que hable del muro con Méjico no me parece lo más grave. Es grave, es verdad, pero tan verdad es que ese muro ya existe pero no sólo en Estados Unidos.

De todo lo que ha venido diciendo que es mucho y asusta, reconozco que su enorme frialdad al hablar de la tortura ha sido la gota que ha colmado el vaso. Si de algo se ha preciado EE.UU. es que en suelo americano no se tortura a nadie. Lo han dicho todos los presidentes que lo han sido y todos ellos, sin exclusión alguna, han sabido que en nombre de ese gran país se ha torturado, en ocasiones hasta la muerte.

Eso sí, se las han arreglado para que se practicaran en prisiones clandestinas situadas fuera de sus fronteras, algunas de ellas, --no sabemos sin todas- ya cerradas. Guantánamo es el ejemplo más emblemático pero no el único y nadie puede tener la seguridad que la propia Policía Federal, la CIA y vaya usted a saber cuantas agencias sin nombre, la practican allí mismo, en suelo americano.

Lo espantoso, lo tremendo es que Trump diga sin mover una ceja que si la tortura es eficaz, adelante con ella. No nos debemos caer de guindo y pensar que la tortura no se practica en otros países. Lo tremendo, lo que asusta, lo que pone los pelos, además de la tortura en sí misma, es que el hombre más poderoso del mundo la de por buena si es eficaz. Esto significa no poner límites, o mejor dicho, romper cualquier límite si es que este ha existido alguna vez.

Creo que quien es capaz de torturar a un semejante, por perverso y criminal que sea, es capaz de todo. El torturador tiene que ser -supongo- un ser no menos perverso que el perverso al que trata de arrancar una confesión. ¿Qué se tiene que sentir ante un hombre atado a una silla sometido a electrodos, vejaciones, golpes, cortes, heridas y palizas?. ¿Qué se tiene que sentir ante el sufrimiento en vivo y en directo de otra persona por criminal que este sea?. Trump se ha propuesto ser "eficaz" aunque con ello se lleve por delante principios y valores que dan dignidad a una sociedad.

Tengo que pensar que los millones de ciudadanos americanos que le han votado han comenzado a reflexionar porque realmente hay posicionamientos políticos absolutamente inadmisibles y el que ha manifestado Trump es más que vergonzoso. Es nauseabundo e inmoral, profundamente inmoral y cruel, impropio de la una democracia seria.

Puestos a asombros, no deja de sorprender aunque ya no me sorprenda es que el llamado "mundo del dinero" no parece estar disgustado y ese lenguaje, el del dinero, la productividad, la eficacia es el único lenguaje que parece entender el nuevo inquilino de a Casa Blanca. Un Presidente serio no deja el asunto de las torturas a lo que digan los encargados de garantizar el orden y la seguridad de su país. Un Presidente serio marca posición y prohíbe taxativamente la práctica de la tortura. Lo dice alto y claro.

Todo lo que sale de Trump es más que inquietante pero no lo es menos que se haya llegado a esto. ¿Qué está ocurriendo para Trump se convierta en el sucesor de Obama, para que en Francia, Le Pen pueda ser la primera fuerza, para que Gran Bretaña se vaya de Europa? ¿Que esta ocurriendo para que incluso en los países del norte de Europa afloren con fuerza colectivos y partidos que se alejan, y mucho, de las premisas democráticas?. El gran reto es este: reflexionar con el acierto suficiente que de respuesta a la pregunta que muchos nos hacemos: ¿Cómo hemos llegado a esto?


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
¡¡¡La eficacia de la tortura!!!