Opinión / La vida misma

Los valientes

Por César Martinicorena 04 febrero, 2016 - 7:59

-Si Isabel quiere corona
que se la hagan de viruta,
que la corona de España
no es para ninguna puta.-

Así despachaba Manuel de Palacio a la reina Isabel II. Acabaría el poeta desterrado en Puerto Rico por sus chanzas en verso hacia aquella reina ninfomaníaca y otros secuaces. Literatura con mayúsculas. Digamos, merecidamente, que aquella gente se jugaba los cuartos al volcar sus tripas sobre el papel.

Por aquello de comparar, qué injusto, se me vienen a la cabeza algunas de las últimas puyas emitidas contra el rey Felipe VI. Las hay de todo tipo. Quema de cuadros, de símbolos, ausencias premeditadas o presencias bien estudiadas. ¡Pero también algún “poema”! Mostremos ese botón que ejemplifique lo que digo.

-Si el rey quiere corona/ corona le daremos/ que venga a Barcelona/ y el cuello le cortaremos-

El talentoso autor de esta mierda es el grupo “musical” Mesclat y el emisor de la rima manufacturada por Mesclat, el que se la ha dedicado al fiero Borbón, es  Josep Gargantè , portavoz de la Cup. He de reconocerme ignaro de la existenia de Mesclat hasta el día de ayer. A la pregunta...¿se puede ser feliz desconociendo la vida y obra de Mesclat? La duda me atora. Yo creo que sí. Es posible, sin bien no plenamente feliz. Mesclat es mucho Mesclat.

Como en un pasatiempo de periódico, busquemos las siete diferencias entre los versos de don Manuel y el grupo éste. O setenta, da igual.

-Uno.Contad las sílabas, so cafres. Aquello de la métrica no es tan complicado.

-Dos. Por talento, sin duda gana el segundo. Observen lo forzado de los versos de Palacio y la fluidez lisonjera del segundo. No hay color. Un punto para Mesclat.

- Tres. El punto segundo pasa a llamarse “y mis ovos treintaytres”.

-Cuatro. Del valor. De todos es sabido lo que se juegan estos modernos epigramistas por sus reivindicativas letras. Casi con seguridad, su lucha a calzón quitado no le habrá reportado subvención y/o invitación alguna a diversos conciertos, también reivindicativos y a cargo de la Generalidad en un sinfín de pueblos y ciudades catalanas o de los Paisos completos. Al fin y al cabo, Manuel de Palacio disfruto de un jugoso destierro en una isla paradisíaca, el muy cabrón.

-Cinco. El emisor. Aquí no cabe la menor duda. Josep Garganté gana por goleada. ¡Qué presencia o prescencia! Y esos tatus reshulones, como molan.”Odio” escrito en los sus gordotes deditos, la cara del Che y otros más que adornarán su piel cetrina, supongo. Por la cantidad, pensé que era futbolista de élite, mas no; conduce o conducía un bus. Craso error el mío. Pierde don Manolo.

No me apetece llegar a las siete diferencias, La humillante derrota de aquel genio leridano es absoluta. Quizá, solo quizá, convenga explicar algún detallín a los talentosos Josep y Mesclat. Verbigracia, las luchas escogidas suelen definir a los combatientes. Siempre. Y es que no me imagino a un vengativo Rey enviando a sus fascistas huestes contra el gargantúa y su grupo. No me veo a la Casa Real, mediante votación parlamentaria, declarando la guerra a Mesclat y Cia. Pero mis fuentes, parciales a más no poder, me insinúan que el ejercito español no para de enviar aviones invisibles que controlen los movimientos estratégicos que perpetran los luchadores por la libertat, el koljos, el sovjos, la independencia dependiente y la cheka. Y es que no hay que infravalorar al enemigo.

Para concluir permitanme emular, seguro sin acierto ni gracia alguna, a los sobresalientes poetas de la canción protesta. La vergüenza me atenaza al escribir en verso. Me falta el conocimiento, gracejo y talento que atesoran ellos. Pero vamos allá

Nota del autor: observen que talentoso y original primer verso.

- Con cien cañones por banda

 viento en calva a toda mecha

 no lee verso, lo rapea,

 un corsario Gargatín.

 Cupero pirata al que balan,

por su talento “ el salío”

en mil manis conocido

de Reus a Gisclareny.

Nota del autor. Vuelvan a observar, so vagos, que frescura y novedad novedosa del mi primer verso que de Espronceda. Tío copión.

-Mesclat y Josep Garganté

de mil versos hacen acopio.

Entonces llego yo y les copio

mientras me marco un macramé

con tez severa y gran...aplomio !

Nota del autor. Ustedes no lo saben porque no han escuchado los Grandes Ëxitos de Mesclat. Como persona cultivada que soy he prestado atención a su desmesurada y creativa obra, comprobando que la palabra “aplomio” es tan válida como su forma vulgar, “aplomo”. Gente más ignorante, por Dios.

-Si Mesclat quiere una copa,

se la pongan de cicuta,

le damos curro el forense

y se gana la minuta.

Nota del autor. Si los talentados músicos pueden hablar de la muerte de fulano, creo justo que nosotros lo podamos hacer con la de zutano.

Les dejo mientras comienzo mi última obra versificada.

-Miré los muros de la patria mía……. ¡ El primer verso, clavao !

¡VIVA MESCLAT !


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los valientes