Opinión / La vida misma

Guardiola

Por César Martinicorena 15 junio, 2017 - 21:00

No deja de ser curioso que hable de estado autoritario uno de los grandes “autorizados” de este país. No deja de extrañar que alguien que siempre gozó del respeto y admiración de toda una nación  y alrededores eche por tierra toda su capacidad intelectual y empática con una enorme pléyade de seguidores  por la genuflexión que exige la ideología de la mediocridad.

Pep Guardiola, en el momento de subir al estrado con una urna. Fuente TV
Pep Guardiola, en el momento de subir al estrado con una urna. Fuente TV

No sé en qué momento el gran Pep fue intimidado via-estado por expresar una sola opinión o sentimiento. No conozco los motivos que puede esgrimir el centrocampista para acusar a Madrit de impedirle la libre expresión de su sentimiento catalanista, nacionalista y/o patriótico. No dispongo de información fidedigna que demuestre las continuas putadas que las federaciones españolas perpetraron contra el Pep para impedir sus participaciones en las selecciones nacionales autoritarias y las competiciones estatales opresoras.

¿Lo que sí recuerdo? A Nacho; lateral del Celta de Vigo. - No soy español así que no jugaré con la selección-. Eso es cordura y valor. El resto es basurilla. La vida y obra- idea y acto- de Guardiola chocan con estrépito cuando espeta semejantes boutades. Huele a complejo victimista que mata. Hiede a canto de cisne que te pedes. Quizá, y solo quizá, tenga algo que ver con un momento deportivo no del todo dichoso.

Analicemos la puesta en escena del referéndum. La proposición es como sigue. Si no nos dejan convocar un referéndum con las preguntas equis, y y ceta, declararemos unilateralmente la independencia de Cataluña.

Traducido; si no podemos votar, actuaremos como si lo hubiéramos hecho y el resultado hubiera sido el que nosotros defendemos. Querido cuatro del Barsa, eso es autoritarismo y no lo que tú has “sufrido” en toda una vida de deporte y reconocimiento social a lo largo y ancho de España

¿Ves cómo el referéndum importa un carajo?  No vistas de democracia lo que no pasa de ser una huida hacia adelante de una parte del país hundida en la más desmesuradas de las corrupciones. Madrit no ens roba...¡nos roba papá Pujol!

No es diferente a una ley contra la corrupción ejecutada por PP y PSOE. Perro no come perro. Por eso se defiende que lo relevante es la soñada Arcadia. Pero ya no cuela, y menos viniendo de uno de los grandes beneficiados de ese entramado político-periodístico-institucional. Exactamente el mismo  entramado ahora atacado por el bendecido con postureo y vehemencia. Eso es muy cobardón, capi.

Del único lugar del que te fuiste por la puerta de atrás, ejecutado por “los tuyos”, no fue otro que de Camp Barça. Ni tú ni ninguno de tus compañeros de viaje habéis sentido en vuestras carnes un miligramo de autoritarismo por parte del estado. Más bien al contrario. No eres más que uno de los grandes mimados de esta reiterativa obra, guión y escenografía que conocemos como Estado; el gran Leviathan. No eres más que atrezzo. Un pobre atrezzo.

Otra vez, una más, el nacionalismo acusa de lo que practica. En este caso, autoritarismo. Y eso no es culpa del gran pasador; es lo que hay. De existir el cielo, allí llora Tarradellas. Si, don Josep. Aquel que sí sufrió el autoritarismo desde el exilio por décadas, de verdad, no como vosotros, pero que fue capaz de guiar con mano firme y bondadosa a un pueblo ansioso de libertad y no de fronteras movedizas. Por eso lo odiáis. Como a Pla, como a Boadella.

Odiáis con la convicción que sólo otorgan los complejos y la buena vida. Jamás superaréis aquel grito del exiliado President desde el balcón de la Generalidad:- ¡Ciudadanos de Cataluña!-...y no “ciudadanos catalanes”. No se lo podéis perdonar. Quien más derecho tuvo para reivindicar lo que fuere le dio una patada al nacionalismo donde más duele. Os jodió la soñada identidad, la pretendida diferencia y la estúpida unicidad de toda una comunidad,  todo aquello que pretendéis que os haga “otros”.

¡Ay Pep! Otro hombre inteligente y preparado engullido por la necedad del ombliguismo y la idiocia. Nada nuevo. Sois cientos de miles, millones, en toda España.

PD: Si las cosas se te tuercen por el noroeste, vente para Pamplona. Aquí, los de la moqueta-zulo te homenajearán y darán nombre y efigie a un par de calles y plazas. El enemigo común une más que el Loctite.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Guardiola