Opinión / La vida misma

El fanatismo se cura viajando... y otros

Por César Martinicorena 27 febrero, 2018 - 10:32

Ana Gabriel se refugia en Suiza ante el desmesurado acoso al que está siendo sometida por la justicia española, la CIA, LA STASI, las OAS y el CNI. Los héroes son así; desinteresados.

Anna Gabriel reaparece en Suiza con un cambio de imagen
Anna Gabriel reaparece en Suiza con un cambio de imagen

Pues va a resultar que este fanatismo se cura viajando, oiga. Entre el presidente fugado sin ser perseguido y la revolucionaria que ha descubierto el Jabón Lagarto en la tierra del queso y el oro judío pueden desencadenar un efecto llamada la mar de provechoso para la vieja España. Como otros se vean en el mismo  trance nos quedamos sin telediario ni tertulia por obra y gracia de la justiciera justicia española, esa que no mueve un dedo hasta que el presi playmobil coge el primer vuelo con Ryan Air destino Bruselas.

En Navarra asistimos ojopláticos a la miniserie de Podemos y Laura Pérez. Desamor a raudales. Parece ser que Aznárez y Pérez no casan bien. No hay feeling. Cachis. Pues ale; otra que se larga de viaje. Y es que estas rencillas entre gigantes intelectuales se sabe como comienzan pero rara vez cómo acaban. Quizá con una plaza de profesora y un Honoris Causa en la Complutense se arregle el affaire Laurita. Seguiremos avizores el desamor podemita.

Mis parciales fuentes informan de que una ecuación de segundo grado se ha perdido por la calle Salsipuedes mas ha sido encontrada por Otegi quien, aprovechando que se veía inspirado, ha despejado la equis. A falta de confirmación, en esta ocasión no damos crédito a la fuente que en otras ocasiones nos ofrece toda confianza.

Al Alcalde Asirón no le gustan los hoteles, según parece. Que los okupen, si. Que los destrocen, también. Que los abran "otros", no, nasti, res y niet. . Si de paso intenta cargarse el negocio y la vida de la zona de Pamplona que no le vota, miel sobre hojuelas. Ni un puñetero pipicán- perdón, pipikan- arregla el tío mustio si en él cagan los chuchos del segundo ensanche. Necesita un viaje el excelentísimo. Nada mal le vendría unirse a la excursionista sobaco-loco.

Los etarras siguen de jolgorio en jolgorio. Pestañeas y te pierdes un homenaje. Es lo que tiene la normalización y amabilización de la ciudad y provincia. Requiere decisiones difíciles para alcaldía y diputación.

El pobre Oriol Junqueras sigue en prisión. O sea, de viaje.  En este caso, las mismas fuentes me aseguran que el homenaje al abandonar el pijama de rayas lo está preparando Puchi con no pocos conmilitones patrios. Ganchitos, confeti y no sé qué cemento para meter los pies dentro mientras lo tiran de un trampolín. ¡Sé fuerte, Oriol!

El Barça sigue empeñado en no perder causándome no poca desazón. Sólo se me ocurre una solución. A saber: que la señora Ferrusola vuelva a hacerse cargo del césped del Camp Nou y que se lesione hasta el comentarista. Por cierto, merece la pena recordar las fortísimas y tremebundas quejas del vestuario azulgrana en aquella ocasión ante la desfachatez verdícola de la madame del gran burdel. Recuerdo con nitidez como gruñían rabiosos los Xavi y cía- ni me acuerdo si ya jugaba- ante aquel impracticable verde al grito de... ¡¡¡ FFFiiiiiirrrrmeessss!!!!. Valor, chicos. ¡Valor, Hernández!

Mientras, Rajoy se marca un bailongo en un sarao con cara de "que-os-den". La mar de risueño el prolífico presidente. Es lo bueno que tiene este mandamás. Te largas un par de meses y todo sigue igual. De mal.

PD: Deshecho el enredo. Otegi sí que ha resuelto la ecuación. Despejada la equis el resultado ha sido...esdrújula.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El fanatismo se cura viajando... y otros