• miércoles, 30 de noviembre de 2022
  • Actualizado 19:45

Opinión / Desde el periscopio

Korrika eta ETA

Por Cartas desde mi submarino en el Arga 03 abril, 2022 - 8:35

Txibite ha decidido pasar de los criterios éticos y morales que han de regir las acciones de cualquier gobernante que se precie y  ha ordenado poner una pasta para subvencionar semejante muestra de deshumanización y salvajismo.

Participantes en la Korrika de 2022 muestran decenas de símbolos en favor de los asesinos terroristas de ETA.

Amanece en Pamplona y a pesar de encontrarnos ya en primavera, el USS FORALICO luce un magnífico manto blanco que ayuda a camuflar su imponente casco entre la nevada hierba y el puente de la Rochapea. Reina un impresionante silencio, que esa es una de las características propias de la nieve y es que absorbe todos los sonidos y provoca un vacío  que engrandece la sensación de aventura innata a los níveos paisajes. 

Café  negro, fuerte y amargo en ristre, procedo a izar el periscopio y tras realizar un barrido de 360º, disfruto de una relajante sensación de paz. Qué bella es mi tierra, qué bello el Arga estos días de nieve y silencio, pero ya dicen que Dios reparte suerte y nuestra Navarra no es ajena a esa justicia divina. 

Así, a la belleza de nuestros paisajes, a la nobleza y fortaleza de sus habitantes, el gran Dios quiso contraponer a tanta regalía con la existencia de unos seres ridículos y absurdos vestidos de morado y con una extraña y larga coleta lateral  que algunos denominan “toma a tierra”. 

Y son precisamente estos esperpénticos seres los que, entre otras actividades tan absurdas como ellos mismos, montan cada año un festejo que llaman Korrika y que tiene como finalidad promover el estudio y uso del euskera, también llamado Lingua Cabreorum por ser basicamente utilizada para realizar diferentes reibindikatziones y exigencias habitualmente de carácter violento. 

Bueno, pues estos seres ridículos y absurdos, en su enorme estulticia, año tras año pretenden que amemos el euskeralaLinguaCabreorum y para ello nos muestran a su vez a los grandes líderes de esta lengua, fotografías de asesinos terroristas, junto a eslóganes de una banda también terrorista. Es decir, si fuera una cuña de radio, quedaría algo así como: 

Kaixo, parlatu euskeraz mesedez, ke es una lengua superkatxonda que la hablan nuestros mejores héroes, komo Patxielasesinodedosguardiaciviles o EskarnelaquematóaseisniñosenZaragoza. Gritatu con nosotros Presoak Kalera eta Kantatu orain, Gora Eta eta gora Euskalherría. 

Y así, de una vez, te convencen de que hables euskera y ya de paso te lleves el kit completo. Comprando una lengua, le regalamos un país que no existe y una banda terrorista que tampoco existe. Tres en uno, como en la telekompra de la ETeleBasca. 

Pero lo más emotivo es cuando aparece en escena nuestra presidenta Txibite, que es la presidenta de todos los navarros y navarras y navagres y ha decidido pasar de los criterios éticos y morales que han de regir las acciones de cualquier gobernante que se precie y  ha ordenado poner una pasta que es de todos los navarros para subvencionar semejante muestra de deshumanización y salvajismo. Los nazionalistas pasan la gorrika, y la Txibite pone la pasta para la Korrika. Ojo, y sin pestañear… 

Gracias a Dios, la naturaleza es sabia y acaba haciendo desaparecer todo aquello que es antinatura a la vez que potencia la vida y todo aquello que la promueve. Así que seguiremos manteniendo la esperanza en la ley natural, a pesar de los hijosdelosputines y otros desarreglos de la naturaleza. 

Bajo el periscopio y retomo la lectura de Conn Igulden, El lobo de las estepas, una magnífica historia novelada sobre el mayor conquistador de la historia, Gengis Kahn, que era un tipo muy bestia pero mas noble que los anteriormente mencionados. Que en algunas cosas vamos a peor… 


Cmte. Xavier de Zumalacarregui.

Comandante en jefe del submarino USS FORALICO


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Korrika eta ETA