• miércoles, 19 de enero de 2022
  • Actualizado 02:39

 

 
 

Opinión / Desde el periscopio

Feliz Navidad… y un poco de Olentzero

Por Cartas desde mi submarino en el Arga 26 diciembre, 2021 - 10:06

Ayer fondeé mi submarino Foralico bajo el Puente de la Magdalena y bien amarrado al fondo, que todavía quedan restos de la fuerte crecida de hace un par de semanas. 

En Navidad me gusta fondear aquí porque si despliego a tope el periscopio, obtengo unas vistas magníficas del centro de Pamplona, que hay que reconocer que este año Maya se ha venido arriba y ha dejado la ciudad como para enseñarla con orgullo. 

Fuera periscopio y ahí están las luces de Navidad, este año   con motivos navideños que es como a mi me gustan, luces que brillan de forma entrevelada a causa de la fuerte niebla reinante. Y ahí va la gente, bien abrigada y escondida en sus bufandas y gorros y guantes, los cuerpos recogidos y los ojos llorosos, que en estas fechas en Pamplona la rasca pega duro. 

Enfoco la Plaza del Castillo, que ya han llegado los camellos . Bueno, camellos en la plaza hay todo el año, pero en estas fechas traen unos de dos jorobas y cuatro patas que son la delicia de la chiquillería. Si quieres ver el terror y la felicidad a la vez en una sola cara, coge un niño y súbelo a un camello. Todavía me acuerdo el día que mi padre me montó por primera vez en un camello en uno de esos circos que paraban en la Ciudadela. Aquel día descubrí que yo era más de submarinos… 

Muevo el periscopio y me fijo en el jardín del palacio de Navarra. Bajo la imponente sequoia han colocado un magnífico portal de Belén, que al fin y al cabo el nacimiento del niño Dios es el centro y la razón de ser de estas fechas que tanto celebramos. Un niño de rostro apacible, sereno, amable, como corresponde a Aquel que nació para traernos Paz y Amor. 

Y junto al portal de Belén han puesto un chamizo con un Olentzero dentro,  y hay que ver lo sucio y grasiento que llevan  al fenómeno en ocasiones. Que  podían  haberlo lavado y arreglado un poco para ir a hacerle las fotos para las posteridad… Que sí,  que es un carbonero, pero yo también, cuando trapicheo en la sala de máquinas, me pongo hecho unos zorros. Pero si luego tengo que ir a una recepción con mi prima Barkos, pues me lavo y me pongo mis mejores galas. Que uno ha de representarse a sí mismo y a la vez mostrar un respeto por los demás. Y cuando mi prima Uxue Barkos, de soltera Paloma Barcos, era presidenta, me invitó a celebrar la Navidad a palacio, como dice ella. Y allí me fui con mis mejores galas de comandante de submarinos, que la Navidad se merece eso y más. Recuerdo que aquel día le pregunté a mi prima por qué, cuando decidió poner su apellido en batua diskurrido, puso Barkos y no Txalupa o Trainera o algo así… que una de las ventajas que tiene una lengua tan viva como el batua diskurrido es eso, que es diskurrido. Y la verdad, hacer el esfuerzo de traducir el apellido para al final cambiar sólo una letrica… no sé, que a mi se me queda pobretón… Lo de poner Uxue en vez de Paloma, eso ya me parece más emocionante. 

Bueno, volviendo al Olentzero, que ya sé que claro, esto de el niño Dios, la Paz, el Amor… se lleva fatal con los ongietorris a terroristas y los gritos de euskalpresoakkalera, que viene a querer decir que saquen a la calle a los terroristas. Eso pegaría más con Herodes, pero los chivildus han decidido que nada de importar un señor malo desde Judea, que aquí tenemos muchos malos malotes ongietorris y que la mejor manera de representarlos es con un pobre carbonero gordo al que tienen la fea costumbre de pasear sucio, seboso y en ocasiones incluso con cara de ir un tanto perjudicado... Que el nazionalismo precisa de figuras emergentes propias que representen los valores y costumbres que dejen bien a las claras que son  diferentes y mejores que el resto de los humanos, que por cierto, tienen una mierda de RH que no vale para nada. 

Y esto es lo bonito de la Navidad, que aquí hay libertad y cada uno la celebra como mejor le parece. 

Envío en código lumínico un Feliz Navidad a todos los navarros, bajo el periscopio y procedo… con los turrones.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Feliz Navidad… y un poco de Olentzero