• lunes, 26 de septiembre de 2022
  • Actualizado 20:01

Opinión / Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

El futuro está en nuestras manos

Por Carmen Tomás 22 junio, 2016 - 9:53

A tres días de las elecciones y con los últimos sondeos ya publicados parece que las cosas a priori van a cambiar poco.

Cierto que algunos análisis no sólo vaticinan el "sorpasso" de Podemos al PSOE sino el "sorpasso" de los de Iglesias al PP. Y algo de miedo debe haber entre empresarios e inversores porque en las últimas horas se han producido una serie de declaraciones y de informes alertando a los españoles de los daños que puede producir en la economía española y por tanto en nuestras vidas una victoria de Podemos o sencillamente un gobierno en el que la formación morada tenga mucho que decir.

Es verdad que más de un centenar de economistas han apostado por Podemos, los mismos que estuvieron apoyando a Syriza, lo cual es bastante revelador del tenor de tales economistas. Se diría que dónde ponen el ojo... Más preocupante y a tener en cuenta parece sin duda la opinión de los que cada día arriesgan su dinero en las empresas, invierten y crean empleo.

Y estos por supuesto alertan del desastre al que nos llevarían las políticas de Podemos. Sólo hay que leerse el programa y escuchar a sus líderes. No quizás sus intervenciones en TV o radio, donde la mona se ha vestido de seda, donde lo que se pretende es engañar al mayor número posible de electores.

El PP está claro que no tiene buena prensa, que no vende sus mensajes como otros, pero ahí están las cifras, el resultado de cuatro años de gobierno más que difíciles. Por supuesto que se podría haber hecho más en algunos aspectos, como la reducción del déficit público. Sin embargo, acaban de salir datos de llegada de inversiones, de exportaciones, de gasto de los hogares, de afiliaciones de extranjeros a la Seguridad Social, de colocación de deuda, incluso de desahucios y lanzamientos.

Todas ellas son espectaculares y seguro que podrían mejorar aún más si la situación política fuese una en la que Podemos no tenga absolutamente nada que decir. No parece que Rivera y Sánchez tengan interés en pactar con Rajoy. Ya veremos el 27 de junio, porque las políticas, a la vista está, han dado más resultados de los que nadie podía pensar en diciembre de 2011.

Habrá que mejorar, pactar, ceder, pero las políticas no cambiarán en lo sustancial si queremos que este país siga adelante creando riqueza y empleo. Cómo lo hagan es una incógnita hoy. Quizás el resultado del 26-J despeje definitivamente el panorama y la sensatez vuelva a la política española.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El futuro está en nuestras manos