• miércoles, 08 de diciembre de 2021
  • Actualizado 17:05

 

 
 

Opinión / Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

La economía marcará el 20-D

Por Carmen Tomás 04 octubre, 2015 - 10:18

Las elecciones generales serán el 20 de diciembre y, al margen de la controversia sobre si la fecha elegida por Mariano Rajoy es más o menos idónea, lo que está claro es que el Gobierno ha querido alargar al máximo la legislatura.

 Lo ha hecho para rematar los Presupuestos Generales del Estado y contar con una batería de datos positivos que pueda valorar el electorado.

Muchos son los sociólogos que piensan que en unas generales, guste o no guste a algunos, los ciudadanos se mueven, no exclusivamente, pero sí en un grado importante, por la situación de la economía y el paro, que siguen siendo los asuntos que más preocupan. De momento, menos la bolsa, que no está dando un respiro y cuyo principal índice pierde un 7 por ciento en los nueve primeros del año, casi todo lo demás va mucho mejor. Por ejemplo, el desempleo.

Cierto que en septiembre se han apuntado al paro algo más de 26.000 personas, pero se han creado 9.000 nuevos puestos de trabajo. Hay que decir sin paliativos que este septiembre ha sido mejor de lo previsto, ya que la campaña de verano se da por totalmente concluida. Algo muy importante y que, por ejemplo, señala el economista Manuel Llamas: en su opinión, "la creación de empleo aguanta la incipiente desaceleración de la economía española, lo que indicaría un saludable aumento de la productividad". Además, parece que también ha aumentado la población activa, es decir, la gente que se apunta al desempleo con mayor esperanza que hace unos meses de encontrar un empleo.

Pero estas no son las únicas armas de las que dispone el Gobierno. El viernes, sin ir más lejos, la agencia de calificación S&P anunció que elevaba la nota de la deuda de España y que lo hacía por el buen resultado de las reformas puestas en marcha. Cierto que mostraba preocupación por la elevada deuda de España y la incertidumbre que algunas posiciones políticas crean de cara a unas generales. Sin embargo, la prima de riesgo está en 126 puntos y el bono a 10 años al 1,7 por ciento. La confianza de los mercados, de los inversores y acreedores es absoluta.

También el viernes el ministro De Guindos manifestó con total claridad que, a pesar de la leve caída de una décima en el PIB que avanza el Banco de España, la economía española sigue fuerte y cerrará el año cumpliendo la previsión, que se sitúa en el 3,3 por ciento. Es más, tanto el ministro de Economía como el de Hacienda insisten en que se va a cumplir con el objetivo del déficit. Un vuelco a la situación que ni el propio Rajoy, según confesó en su entrevista a Gloria Lomana, esperaba hace apenas tres años.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La economía marcará el 20-D