Opinión / Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Batacazo bursátil, suma y sigue

Por Carmen Tomás 14 febrero, 2016 - 10:32

La bolsa española no levanta cabeza. Desde que empezó el año, y eso fue hace nada, el IBEX ha perdido un 17 por ciento.

Los viejos del lugar no recuerdan un comienzo de año tan catastrófico. Si hablamos de la semana pasada, hay estadísticas más demoledoras aún. Las caídas nos retrotraen a tiempos pasados y de mal recuerdo: 2011 o julio de 2012 en plena discusión sobre el rescate a España. En todo caso, un momento especialmente malo en el que los valores que más han sufrido han sido los bancos. Entidades de Alemania, Italia o Francia están dando muestras de debilidad y no falta quien hable ya de otra crisis del euro e incluso otra crisis bancaria. Parece, de momento, un poco exagerado. Dicen los expertos que los fundamentales no se corresponden con este pánico que se ha desatado en los mercados.

Tampoco parece que, en el plano púramente económico, los datos sean para rasgarse las vestiduras. Está claro que la economía de la eurozona está un tanto ralentizada, pero no parada. Acaban de publicarse los datos de Eurostat y Alemania creció el año pasado un 1,7; la media de la zona un 1,5; Italia está estancada y Grecia en recesión otra vez. España es la que sale mejor parada, ya que el PIB aumento un 3,2 por ciento en 2015. Es la economía que más creció. No se puede hablar tan bien de las primas de riesgo. No conviene exagerar, pero la española, aunque tenga mucho que ver el gran refugio que ha sido la deuda alemana, ha subido un 60 por ciento en apenas dos meses. No digamos la portuguesa, que se ha doblado, de 200 ha pasado a 400 en unos días o la griega, que ya supera los 1.100 puntos básicos. Cierto que muy pocos en este marco de clara inestabilidad y volatilidad --que tiene que ver con demasiadas cosas o con ninguna-- se atreven a hacer un pronóstico, pero optimistas hay pocos, por no decir ninguno. Tampoco han ayudado mucho las declaraciones de la presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos.

En cuanto a la situación de España, con buenos datos de crecimiento y empleo, no cabe duda de que la incertidumbre política está haciendo lo suyo. Quizás aún no es cuantificable, pero ya hay preocupación en las cancillerías de Europa. Ahí está el informe de la Cámara de Comercio de Francfurt o de la Unión Europea o del BBVA, que apunta que, de seguir así unos cuantos meses más, con la espada de un gobierno con los radicales comunistas de Podemos, el PIB puede sufrir una caída de hasta 1,3 puntos, con lo que supone de pérdida de puestos de trabajo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Batacazo bursátil, suma y sigue