Opinión /

Juventud, futuro y socialismo

Por Carlos Mena 24 marzo, 2019 - 11:08

El autor ve esencial la aprobación de medidas dedicadas a la juventud, como un plan de empleo que luche contra el paro o que impulse el retorno de los que se fueron al extranjero.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. EFE/J.L. Cereijido
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. EFE/J.L. Cereijido

El próximo 28 de abril, tenemos una cita con las urnas en las que España se juega mucho como país. Tras ocho meses de gobierno socialista, salido de una exitosa moción de censura, nos encontramos ante la posibilidad de elegir un nuevo gobierno en unos comicios electorales que no dejan indiferente a nadie.

Si algo ha quedado claro estos últimos ocho meses es que el PSOE es un partido con una amplia capacidad de Estado. Con tan poco se ha hecho mucho, aunque queda mucho más por hacer. Nos encontramos fuertes, con proyectos para seguir avanzando como país, donde se tiene en cuenta a cada una de las comunidades autónomas que lo componemos, con nuestras peculiaridades, como en el caso de Navarra, con nuestro autogobierno. En definitiva, con respeto a la Constitución.

La política es diálogo, consenso, intercambio de ideas, acuerdo. Si no existen estas cualidades, ¿qué hacemos en política? ¿Queremos llegar a acuerdos o imponer nuestra forma de pensar? Cataluña necesita diálogo, consenso, acuerdos para terminar con un conflicto enquistado de años, donde los primeros perjudicados son los catalanes, y los que se benefician son los partidos nacionalistas, que prefieren vivir en la confrontación. El conflicto les da rédito político sin importar cuáles son las necesidades de su ciudadanía. ¿De verdad creen que con una Cataluña independiente se esfuman los recortes en sanidad y educación, por ejemplo? No.

En Cataluña caben todas las formas de pensar, ya que sus ciudadanos siempre han sido una comunidad plural, abierta, y esto ha ayudado también a la modernización de España. Por eso, aun más si cabe, nos necesitamos mutuamente. Los socialistas creemos en un país moderno, integrador, plural y solidario.

En este contexto, la juventud tiene un papel importante en estos próximos comicios. Nos jugamos el futuro. El 28-A, podemos optar entre un gobierno que genere un país oscuro, con claro retroceso, que no piensa en nosotros, o un gobierno que, entre sus objetivos fundamentales, contempla la apuesta por los jóvenes como herramienta de futuro, que cree en nosotros como parte fundamental de un proyecto consensuado y nos empodera para que formemos parte de este presente, mirando al futuro.

A finales del 2018, el Gobierno socialista aprobó un paquete de medidas dedicadas a la juventud, que no ha podido llevarse adelante por la no aprobación de los presupuestos generales, debido a los partidos de derechas (Cs, PP y PdCat) y a los nacionalistas (ERC y Bildu). Queda pendiente para la próxima legislatura, ya que forma parte de nuestro programa electoral y contempla una partida presupuestaria de cerca de un millón de euros para dedicarla a políticas que implementen la contratación de jóvenes desempleados.

Este plan de empleo juvenil es muy necesario para paliar los altos índices de desempleo (un 28%) entre los jóvenes de 18 a 30 años. También contempla un plan de retorno del talento, para favorecer la vuelta de las personas jóvenes que se han ido en busca de un futuro mejor, y la puesta en funcionamiento de un estatuto del becario, para parar los abusos que en ocasiones ejercen las empresas sobre este tipo de contrataciones.

Como secretario general de las Juventudes Socialistas de Navarra, quiero hacer un llamamiento a todos esos jóvenes inconformistas, esperanzados y comprometidos con un presente y futuro mejores, y decirles que el PSOE está aquí para escucharlos, para tenerlos en cuenta y poder canalizar las necesidades de la juventud. Estoy profundamente convencido de que, si el 28 de abril eligen la opción socialista, acertarán.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Juventud, futuro y socialismo