Opinión / El zurriago de Oteyzerena

El feminismo es política de hombres, masculinidad y puritanismo

Por Carlos Jordán 16 Enero, 2018 - 9:54

Como dice el jefe de Laura Berro y Tere Sáez, Pablo Iglesias, con su femenina melena: “Yo hago política de hombres, con cojones”.

La Policía Foral retira su halago a Amaia, de Operación Triunfo, que ha sido duramente atacado por la concejala de Aranzadi, Laura Berro, y la parlamentaria de Podemos, Tere Saez. NAVARRA.COM
La Policía Foral retira su halago a Amaia, de Operación Triunfo, que ha sido duramente atacado por la concejala de Aranzadi, Laura Berro, y la parlamentaria de Podemos, Tere Saez. NAVARRA.COM

Pues eso, que, si el feminismo es un cáncer como dice Milo Yiannopoulos, la minga de Echenique es la quimioterapia. Así que, a chupar, Dominga.

No es que se pueda esperar mucho de la merma, hablar de sexismo ante el tuit de la foral entra dentro de sus sandeces habituales. Igual, y sólo igual, lo que no quieren es que se hable de Amaia, sea fea o guapa, ya que Amaia del Estado no queda tan bien como Amaia de España. Ya saben, para la merma, España y su entelequia son incompatibles, como buenos iletrados marxistas. Dependencia negativa entre las clases sociales, si unos ganan, los otros obligatoriamente tienen que perder.

Porque el padre del liberalismo, Adam Smith, era un fascista en el concepto moral actual de la merma, y la dependencia orgánica es franquismo. ¿Qué es eso de que la sociedad la hacemos entre todos bajo consenso y mandato democrático?

El caso es, que, si nos centramos en las consecuencias de lo que Laura Berro, o ricachones hipócritas como Tere Sáez escupen por la boca, nos damos cuenta de que las checas autodenominadas progresistas -que huelen más a naftalina que Otegi y Franco juntos- están consiguiendo masculinizar a la mujer.

En un estudio publicado en noviembre por Pew Research Center sobre la consciencia de la feminidad o masculinidad de mujeres y hombres según raza y educación, arrojaba una enorme reducción de la consideración de la mujer sobre su feminidad en los últimos diez años, hundiéndola hasta sólo el 32% y, en el caso del hombre al 31%. Pero lo mejor viene ahora.

Según este mismo estudio - les aseguro que los trabajos de estas mujeres son cosa seria - hombres y mujeres pensamos igual al analizar el origen de nuestras diferencias encuadrándolos en factores biológicos o sociales. Y ¡Sorpresa! También se considera que al hombre se le somete a mucha mayor presión social que a la mujer en cuanto a su rol con un nada menos que 76%.

También se ve una tendencia racial, la persona blanca es la que menos sentido de género tiene sobre sí misma, causa exclusiva de la propaganda y discurso de odio de la merma. Las personas latinas y negras -fuera de España estos términos no son racistas- aumentan este sentido de género hasta un 20% por encima de la persona blanca, en la misma proporción en que disminuye la consciencia de presión al que se siente sometido en cuanto a su rol. Si eres mujer blanca y te sientes muy femenina (27%), la merma te tachará de chica fácil, si eres mujer negra y muy femenina (47%), que te tachen de chica fácil es racismo.

Del mismo estudio se destapa la mentalidad millennial, tan idealizada por la campaña anti Trump que aquí devoramos con el ansia del paleto irreflexivo y sin criterio. Una mentalidad de auténtico cromañón, el verdadero problema por el que, con razón, las feministas encabezan la lucha por el respeto entre géneros. Con una edad comprendida entre los 18 y 36 años, y adictos al porno anal con maduras según PornHub, el 61% de los millennials considera que debe tener muchas parejas sexuales, un 57% ve favorable hablar entre hombres de una mujer en sentido sexual. Bonobos con Apple y ropa vintage.

Por esto mismo, debería ser de capital importancia defender la realidad por encima de la fantasía de la merma progresista como Laura Berro y Tere Sáez – las rotenmeier, a partir de ahora-, volver a publicar el tuit y darles una ración de feminismo de verdad, con ligueros, madres - ¿Qué hay más femenino que la maternidad? - y sobacos depilados incluidos. Y que viva la mujer, joder.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El feminismo es política de hombres, masculinidad y puritanismo