• viernes, 16 de abril de 2021
  • Actualizado 16:48

 

 
 

Opinión / El zurriago de Oteyzerena

Contrabando en Navarra

Por Carlos Jordán 02 noviembre, 2015 - 0:50

Las mugas, limes romanos o tablas medievales han sido históricamente lugar de contrabando.

Pero con la ley paccionada de 1841 se suprimieron las fronteras con Castilla por lo que el contrabando pasó al norte de Navarra favorecido por las guerras carlistas y las conspiraciones liberales, siendo tan relevante que en 1950 la revista pregón publicó: “Tres lazos unen a los vascos de ambas vertientes del Pirineo: la sangre, la lluvia y el contrabando. Sólo el segundo es visible y sólo el tercero es sólido”.

Destaca la comarca de Xareta donde había pueblos que eran conocidos porque en una calle había más entidades bancarias que en otros pueblos con diez veces más habitantes, además, con unos pasivos muy elevados para el tipo de oficinas bancarias que eran y todavía hoy se conserva el rumor que si quitas una piedra de un caserío puedes encontrar un fajo de pesetas.

El negocio en aquella época era tal que se llegó a pagar 200 pesetas por noche de contrabando, siendo delito según el tipo de contrabando paquetes superiores en valor a 5000 pesetas para el contrabando de divisas y 25000 pesetas para el tabaco, alcohol y demás bienes prohibidos. Aunque pese a estar severamente perseguido debido al escándalo del estraperlo, la amistad entre los Guardias Civiles que custodiaban las fronteras y los contrabandistas era algo común, no disparando los primeros a matar nunca e incluso casando a sus hijos entre sí.

Cómo curiosidad, en enero de 1936 el Ayuntamiento de Fustiñana rifó un cerdo y la junta administrativa dictaminó que los responsables de aquella falta eran los secretarios del alcalde, consecuencia de cómo estaba definida la ley y del racionamiento que impuso el Gobierno.

Se suele contar que sin el contrabando se hubiese tenido que parar la SEAT en Pamplona y que la linotipia del famoso periódico “El Pensamiento Navarro” se cruzó en las espaldas de los contrabandistas, también hay registros de que se pasaban en paquetes de 25 kilos por persona zapatos del pié derecho por Baztán y sus homólogos izquierdos por Portbou para en el caso de ser confiscado algún paquete poderlo recuperar en subasta a bajo coste.

A día de hoy, el contrabando viene de la mano de la ETB y la camaradería de la presidenta de (anti)Navarra Uxue Barcos, nada nuevo bajo el sol.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Contrabando en Navarra