Amaia Úriz Zarza

Opinión /

Amaia Úriz Zarza

Skolae, premio a la propaganda

Imagen de una de las propuestas escenificadas en Pamplona en contra de la puesta en marcha del programa Skolae. EFE/Villar López
El premio de la Unesco a Skolae lo financia la República Popular China, la misma que llevaba a las familias a matar los fetos hembras en su política obligatoria desde el Estado de un solo hijo

Gracias, maestro.

Pisadas en la rena a punto de ser borradas por la marea. Photo by Khadeeja Yasser on Unsplash

Estas líneas recogen una emoción muy grande de agradecimiento, admiración y tristeza.

Insumisión a Skolae

Por qué acudir el 15 de diciembre a las 12.00 a la plaza de la Insumisión a decirle al Gobierno de Navarra que no, que no puede imponer su doctrina.

Por qué Skolae no es feminismo

Momento de la concentración, hoy en la Plaza del Castillo de Pamplona, convocado por la Coordinadora Feminista de Navarra para unirse al Paro Internacional de Mujeres. EFEDiges

El feminismo es una lucha por la igualdad. Por la igualdad basada en un principio: los hombres y las mujeres somos diferentes, pero salvo para parir, y solo parir, que no criar, la mujer y el hombre es intercambiable. 

Ser mujer

GRAF7431. PAMPLONA (ESPAÑA), 08/03/2018.-Miles de personas se han concentrado hoy, Día Internacional de la Mujer, frente al Monumento a los Fueros en el Paseo Sarasate de Pamplona en apoyo a la huelga feminista y para demostrar que "sin las mujeres el mundo no se sostiene". A la concentración, convocada por la Coordinadora del 8 de marzo, que agrupa a diferentes colectivos feministas, han acudido grupos de jóvenes, familias con menores, mujeres trabajadoras que han secundado la huelga feminista, hombres y personas mayores.EFE/J. Diges También se han mostrado carteles con frases en apoyo a la mujer como "Cabemos todas", "Sin brecha salarial, sin violencia sexista", "No necesitamos el paraíso, estamos pidiendo justicia", "Inicia la revolución" o "Juntas conseguiremos la igualdad". EFE/Jesús Diges

Ser mujer es una condición. No lo eliges. Te condiciona la vida. Te hace estar en el mundo desde un punto de partida dado. En ese mundo te sitúas desde la condición de mujer.