Opinión / In foro domestico

El PNV por Navarra

Por Ángel Luis Fortún Moral 08 enero, 2020 - 8:36

Navarra, sin el País Vasco, puede que tenga más problemas, pero serán nuestros problemas.

Pedro Sánchez y Aitor Esteban, en el Congreso. (EFE)
Pedro Sánchez y Aitor Esteban, en el Congreso. (EFE)

Más allá de la atávica postura de rechazar cualquier movimiento que el nacionalismo vasco realice en relación a Navarra, el acuerdo PNV-PSOE para la investidura de Pedro Sánchez como Presidente del Gobierno de España, merece alguna reflexión.

En el acuerdo se menciona a Navarra en dos puntos, el 3 y el 10. Es evidente que para quienes lo consideran una intromisión, una sola mención resulta inadmisible. Pero a quienes defienden el acuerdo como normal y lo justifican con el argumento de que el PNV también defiende y puede representar los intereses de Navarra, ¿les parecen suficientes esas dos menciones?

Por ejemplo, en materia de Dependencia, Navarra ha mostrado siempre un especial interés en que el Estado cumpla con los compromisos exigidos por la Ley. Fue una reclamación en la que coincidieron los Gobiernos de UPN y Geroa Bai. Por lo visto, al PNV no le alcanza esta preocupación por la Dependencia. Y efectivamente las diferencias son importantes, ya que en Navarra hay 896 personas en espera y se cubre al 72% mientras que la CAV tiene nada menos que 13.397 personas en lista de espera y cubre al 52%.

Así pues, o al PNV no le preocupa el esfuerzo de presupuestos públicos y economías familiares que se realiza en Navarra, o simplemente desconoce nuestra realidad en materia de Dependencia. Por lo que sea, no ha considerado esta materia de interés relevante.

Yendo al texto del acuerdo, veamos la supuesta bondad para Navarra. En seguida surge una pregunta ¿por qué se omite a Navarra en los puntos 5 (infraestructuras-TAV) y 11 (representación internacional en cultura y deporte)?

Si el PNV, como dicen, pretende defender los intereses de Navarra ¿cuál es la razón por que margina a Navarra en lo referente al impulso de infraestructuras y, especialmente, en el TAV? Sobre el interés de Navarra por el TAV ¿les habrá contado el Presidente del Parlamento en su propio partido la votación del 19 de diciembre?

Bueno pues, por lo que sea, el PNV decide excluir a Navarra de ese impulso de las infraestructuras que corresponden al Estado; así que, más allá del TAV, o no le preocupa o desconoce el interés de la sociedad navarra, por ejemplo, por la culminación de la autovía a Madrid o de la Autovía de los Pirineos. Aquí resulta inevitable recordar el histórico desprecio que la CAV ha mostrado en la conexión con las infraestructuras que se impulsaban desde Navarra. Pero seguro que la omisión se debe a otras razones que nada tienen que ver con la falta de respeto a nuestra identidad.

Como también resulta inevitable el recuerdo de la permanente falta de respeto de la CAV hacia la identidad de Navarra en deportes y cultura. Habría que tener una ingenuidad infinita para creer que la omisión de Navarra en el punto 11 nada tiene que ver con la obsesión de que el deporte navarro se integre en las selecciones de Euskadi. Al igual que el tamiz de que toda la cultura navarra sea vasca, tratando de aniquilar el navarro como nuestro romance propio. Obviando el Camino de Santiago como elemento cultural diferenciador de la CAV. ¿Todos estos elementos singulares de Navarra son desconocidos para el PNV o simplemente no los considera de interés?

Respecto de las dos menciones a Navarra, como ya se ha divulgado sobradamente, el punto 3 del acuerdo establece un plazo de seis meses para que Navarra ¿Por qué se ha establecido ese plazo de 6 meses? Cierto que es un asunto que viene de lejos, que incluso UPN lo ha reivindicado. Cierto. Sin embargo, antes de comprometer a Navarra, pero ¿en el PNV han hablado con alguien?

Conviene recordar las explicaciones del Vicepresidente del Gobierno Foral, el 21 de noviembre, en el Parlamento de Navarra. Advertía de la necesidad de atender al rigor presupuestario y anunciaba la oportunidad de realizar auditorías de ingresos y costes.

¿Están las cuentas de Navarra preparadas para asumir una oferta de empleo público de esa envergadura? Y con los sindicatos, ¿está todo hablado?

Dicho de otro modo, la imposición de un plazo de 6 meses, ¿se trata de un regalo envenenado del PNV? Porque si al cabo de ese plazo, como parece que puede ocurrir, no se ha podido culminar el traspaso, ¿a quién se hará responsable?

En segundo lugar, termina el punto 3 con la siguiente expresión “con el mismo contenido y extensión que las realizadas en su momento a la CAV”. ¿Quién es el PNV para decidir Navarra tenga que ajustar el contenido y la extensión de sus competencias de Tráfico, exactamente, como las realizadas a la CAV? ¿Por qué no pueden ser más? O, sencillamente, ¿por qué no podemos tener nuestro propio modelo? La Policía Foral se creo en 1928. La Ertzaina en 1982. ¿Tenemos que renunciar a nuestro propio acervo para plegarnos al desarrollo y extensión que quiere el PNV?

Y por último la mención del punto 10, el referido a la negociación del Convenio en relación al objetivo de déficit y los criterios de reinversión del superávit. Casualmente el viejo complejo vascongado sobre la autonomía de Navarra. Qué vieja ilusión la del PNV meter coba en nuestro marco. Qué ansiado logro sería para el PNV que el Convenio se equiparase plenamente al Concierto.

¿Defensa del interés de Navarra? Seguro. Después de omitirla y marginarla en asuntos de verdadero y real interés para la ciudadanía de Navarra, toda la preocupación del PNV se centra en meternos el avispero de encajar una competencia en seis meses, a la imagen y semejanza vasca, y tratar de equiparar el Convenio navarro al Concierto vasco. Así, por interés. Ya. Pero, ¿de quién?

Reconozco y admiro la gestión del PNV en la CAV. Objetivamente. Una gran gestión. Pero igualmente detecto su imposición y denuncio su falta de respeto. Con un agravante, dado que se muestran tan ecuánimes en todo. Reivindican una identidad propia, pero niegan nuestra identidad. Exigen respeto, pero no le tienen ningún respeto a Navarra.

Parafraseando a Gandi: Navarra, sin el País Vasco, puede que tenga más problemas, pero serán nuestros problemas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El PNV por Navarra