• viernes, 24 de septiembre de 2021
  • Actualizado 11:59

 

 
 

Opinión /

Un Parlamento de charanga y pandereta

Por Ana Beltrán 04 abril, 2017 - 9:25

Este lunes la Mesa del Parlamento ha aprobado, con los votos a favor de Geroa Bai, Bildu,  Podemos y la inestimable ayuda del Partido socialista en la junta de portavoces, colocar la bandera republicana en la fachada el Parlamento de Navarra el 14 de abril, con motivo de la conmemoración de la II República.

Marisa de Simón y José Miguel Nuin con la bandera republicana en el Parlamento de Navarra. PABLO LASAOSA
Marisa de Simón y José Miguel Nuin con la bandera republicana en el Parlamento de Navarra. PABLO LASAOSA

Luego nos acusan a otros de hacer “circos” y “guerras de banderas".

Desde que el nacionalismo vasco gobierna Navarra apoyado por Podemos e Izquierda-Ezkerra, palmeros de todas sus ocurrencias nacionalistas, tanto el Gobierno como el Parlamento se han convertido en dos entidades nada institucionales, preocupados más por gobernar o contentar a los suyos que de hacer honor a su representación institucional de todos los navarros.

En el Parlamento, la presidenta Aznárez ha hecho especial gala de esto, convirtiendo lo que debería ser la casa de todos los navarros en su peculiar “chiringuito” particular.

No recibió al Ángel de Aralar el año pasado, por ejemplo, o decidió quitar la bandera de la Unión Europea porque no le gustan sus políticas, pero sí permite que se organicen actos sobre la tortura con afirmaciones en absoluto probadas. Olvidando así que no se trata de satisfacer  gustos particulares, sino de cumplir obligaciones, y su obligación como presidenta del Parlamento es representar a todos.
Ahora va a permitir que ondee la bandera republicana en la fachada del Parlamento. Una bandera que no es constitucional, ni oficial en ningún caso, va a ondear en un edificio oficial. ¿Y quién nos garantiza que no volverá a suceder, y con otras enseñas?

¿Quién nos garantiza que no se usará el mástil que permanece vacío desde que hicieran retirar la bandera europea para hacer ondear la ikurriña en un futuro próximo? Pues no olvidemos que ese es el objetivo del nacionalismo vasco, al que los palmeros de Podemos e Izquierda-Ezkerra hacen el juego. Están dando pasos en un camino muy peligroso. Primero será la bandera republicana, quién sabe si detrás vendrá la ikurriña. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un Parlamento de charanga y pandereta