Opinión / Desde la Ribera

Ladran, luego cabalgamos...

Por Alejandro Toquero 09 diciembre, 2020 - 9:32

Alejandro Toquero es alcalde de UPN en Tudela por la coalición Navarra Suma. 

Ayuntamiento de Tudela. MIGUEL OSÉS
Ayuntamiento de Tudela. MIGUEL OSÉS

“Cacique, populista de una manera lamentable, gestión muy deficiente, obsesión identitaria, arrogante, prepotente, bajeza moral, macarreo barrio bajero, juez y parte de una caza de brujas, mártir, creador de un ambiente de agresividad, el que impone un pensamiento único. Generador de una situación ya insostenible que no puede perdurar. Tudela y la Ribera no se lo merecen...” Estos son algunos de los calificativos que llevan tiempo dedicándonos EH Bildu “Tutera” y “Erribera” y la que se ha erigido como su portavoz en nuestra ciudad, Edurne León, al equipo de gobierno del Ayuntamiento de Tudela de Navarra Suma y a mí. En otros tiempos escuchar estos mensajes de la izquierda abertzale y de los que aún no condenan a los asesinos de ETA era preocupante, más cuando afirman que tu gestión política, decidida en las urnas y elegida en libertad por los tudelanos, “no puede perdurar”. No entiendo muy bien qué significa o mejor prefiero no entenderlo.

Ahora por lo visto EH Bildu, que no ha gestionado nada público en Tudela, nos da lecciones en todos los aspectos de la vida, en lo social, lo económico, lo urbanístico, lo cultural, lo verde, lo identitario o lo lingüístico. Somos “caciques”, por ejemplo, por tomar en consideración una decisión unánime de una ejecutiva plural en un Consorcio. Somos “populistas lamentables” por aumentar las luces de navidad para intentar, como dicen los expertos, incentivar las compras, ayudar a una recuperación económica y subir el ánimo en estos tiempos tan duros. Somos “arrogantes y prepotentes”, por defender los intereses de Tudela frente a lo que consideramos un trato desigual por parte de otras instituciones. A ellos seguramente les gustaría que nos pusiéramos de perfil y ser más dóciles como hicieron otros. Ya lo de “juez y parte de una caza de brujas, imponer el pensamiento único y ser agresivos”, que lo diga EH Bildu, pues tiene su aquel, la verdad. 

Entiendo que quieran ya posicionarse en el espectro político tudelano pero creo que el insulto no es el camino. La política no es eso. También es cierto que creo que aún les falta “andadas” para descubrir que la libertad, la democracia y el respeto a los demás es el único camino. 

Se que nuestra mayoría absoluta no les gusta porque siguen sin entender por qué gran parte de los tudelanos piensan diferente a ellos. Igual es porque los de EH Bildu siempre han sido un freno para el progreso de Navarra y la Ribera, yendo en contra del Canal de Navarra o del Tren de Alta Velocidad, por ejemplo. O igual es porque han reclamado la creación de una "República Vasca Confederal" y la puesta en marcha de un "nuevo camino con el resto de territorios vascos" que tendría como meta constituir un Estado independiente entre estas dos comunidades autónomas españolas. Su llamada Euskaherría. Algo que para nosotros y otros muchos es una entelequia ya que preferimos una Navarra foral, diferenciada, dentro de España y de Europa. Igual porque a muchos nos parece un insulto cómo aplauden a sus “gudaris” cuando salen de la cárcel. Donde ellos ven héroes o mártires, nosotros solo vemos asesinos. Igual porque esa obsesión por utilizar políticamente un idioma como el euskera para generar navarros de primera o de segunda no convence en una zona donde su uso es minoritario. O porque siguen sin entender que muchos padres y madres preferimos educar a nuestros hijos en un idioma como el inglés porque vemos otra realidad del mundo y buscamos el mejor futuro para ellos. O igual porque en el acuerdo con el PSN para aprobar los presupuestos del Gobierno de Navarra de 2021 demostraron una vez más lo que quieren a esta ciudad, ya que no solicitaron ni un euro en infraestructuras para Tudela. Eso si cuando lleguen las elecciones veremos aparecer a las cabezas de EH Bildu en Navarra para decirnos que la Ribera es parte esencial. 

Pero aún así y con todo esto se permiten el lujo de insultar, no al alcalde de Tudela, no al equipo de gobierno del Ayuntamiento, sino a todas las tudelanas y tudelanos a los que representamos, los que nos votaron y los que no. Nosotros, frente a sus descalificativos, seguiremos trabajando por defender los intereses de esta ciudad y por seguir mejorando Tudela. No nos vamos a desviar ni un ápice de ese camino por mucho que nos insulten, menosprecien y nos falten al respeto. Ya lo siento, con nosotros han tocado hueso. Por eso un poco de respeto al que piensa diferente no estaría de más. Claro que pedirles eso, pedir precisamente eso a EH Bildu, con el historial que arrastran, me parece que es mucho pedir. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Ladran, luego cabalgamos...