• martes, 26 de octubre de 2021
  • Actualizado 19:25

 

 
 

Opinión / Desde la Ribera

Carta de Capitalidad de Tudela, llegó el momento

Por Alejandro Toquero 14 febrero, 2021 - 10:29

El alcalde de Tudela reivindica la Carta de Capitalidad para su localidad y asegura que es uno de los grandes objetivos de esta legislatura. 

Plaza de los Fueros de Tudela durante la crisis del coronavirus en Tudela.  ARCHIVO
Plaza de los Fueros de Tudela durante la crisis del coronavirus en Tudela. ARCHIVO

Reconozco que no hay nada menos meritorio que ser de un lugar concreto. No está en tu mano elegir dónde naces, pero comparto la máxima de que el corazón esgrime razones que la propia razón no entiende. A mí me tocó ser tudelano. Aquí nací y aquí estoy desarrollando la que, después de padre, considero la tarea más importante de mi vida. Entiendo a quién no comprenda mi total entrega a esta ciudad y al sentimiento de ser de Tudela, pero entiéndanme a mí.

Una jota que nombra mi lugar en el mundo a kilómetros de aquí, me eriza la piel. Y una injusticia hacia lo que le corresponde a mi ciudad y a su gente, me provoca una reacción inmediata.

Nuestra Tudela es la segunda ciudad de Navarra, capital de la Ribera. En nuestro ADN está hablar alto, comer bien, ser roceros, disfrutar de la vida, trabajar sin excusas y cumplir con nuestras obligaciones. Somos cumplidores, eso es así. Cumplimos con nuestras obligaciones, no solo las que nos marca la ley, como pagar puntualmente nuestros impuestos, sino con otras que nos nacen del carácter. Por eso, acogemos siempre con orgullo y los brazos abiertos al resto de los riberos y a nuestros vecinos, sean o no de nuestra comunidad.

En Tudela aplicamos aquello que nuestras madres y abuelas nos decían cuando, cualquier mediodía de fiestas de Santa Ana, aparecíamos inesperadamente en casa con un par de amigos. “Donde comen dos, comen tres”. Con esa misma filosofía, Tudela ha ido acogiendo y dando servicio a una población cada vez más gruesa. Hablamos de que siendo 37.000 habitantes, absorbemos servicios para una población que ronda los más de 100.000. Pero, claro, donde comen 37.000, comen 100.000...

Desde las campaña electoral de 2019 y el inicio de la legislatura llevo peleando sin tregua porque se nos compense este sobrecoste que, por ejemplo, a Pamplona se le alivia justamente vía presupuestos. Nuestra ciudad merece el mismo reconocimiento a través de la famosa Carta de Capitalidad para que nosotros y todos esos amigos que nos vienen a casa y a los cuales damos servicio con gusto, dispongamos de los servicios que merecemos por lo que tributamos: buenas infraestructuras, todos los servicios administrativos, educativos, sanitarios, asistenciales necesarios, transporte, de actividad industrial…

A veces me dicen que me paso de insistente y me acusan de aprovechar cualquier oportunidad para soltar mi reivindicación y solicitar para esta ciudad lo que justamente le corresponde. Pero es que soy de aquí y me presenté a la Alcaldía para esto. No concibo la espera cuando los cuatro años que me concedieron los tudelanos en las urnas van a pasar tan rápido, sobre todo arrastrando esta pandemia terriblemente cruel y paralizadora. No concibo los brazos cruzados cuando veo con tanta claridad que un buen futuro para mi hija y para los hijos de los tudelanos depende de esa Carta de Capitalidad que nos corresponde por derecho, para poder acoger en nuestra casa a todos los amigos que demandan nuestra mesa y darles acogida con dignidad, no haciendo malabares presupuestarios con las limitaciones de un puchero para 37.000 que hay que estirar para que coman 100.000.

Por eso peleo y pelearé por la Carta de Capitalidad que le corresponde a Tudela. Mientras esté en el cargo seré tan insistente como lo somos en este gran pueblo. Ya está elaborado el informe que cuantifica y cifra la cantidad que le corresponde a esta ciudad en concepto capitalino.

Iré a Pamplona y defenderé que se incluya en los presupuestos de Navarra. Las veces que haga falta.

Porque para bien o para mal, en Tudela somos tercos. Y yo sé que en esta ocasión es para bien. Porque #TudelaesCapital.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Carta de Capitalidad de Tudela, llegó el momento