• miércoles, 08 de febrero de 2023
  • Actualizado 17:05

Blog / Cartas al director

Querido maestro de Navarra

Por La voz de los lectores 27 noviembre, 2022 - 10:09

Carta enviada por Yolanda Erro, presidenta del sindicato AFAPNA y el equipo de Educación formado por Mónica Olmos, Isabel Ocaña, Yolanda Copete, Marian Carasusán, Idoya Alonso y Ana Urdánoz.

Un profesor imparte clases en una imagen de archivo.
Un profesor imparte clases en una imagen de archivo.

Querido maestro/a de Navarra:

Me gustaría decirte que jornada de trabajo vas a tener dentro de dos cursos escolares, pero no puedo. No sabemos si seguiréis con jornada continua o volverá a la jornada partida, así que tu conciliación familiar, tu formación continua, incluso tus hobbies, porque también sois personas, tendréis que esperar en la incertidumbre.

Aclarando, una vez más, que las horas que realizáis en el centro son las mismas, tengáis jornada continua o jornada partida, el horario es lo que cambia.

Querido maestro interino, me gustaría decirte que vas a obtener una plaza en el proceso de estabilización, pero no puedo, así que tendrás que apuntarte al concurso de méritos y al concurso-oposición y, finalizados los procesos, ojalá lo hayas conseguido.

Querido maestro funcionario, ojalá vayamos recuperando el poder adquisitivo perdido, y pueda garantizarte que vas acabar tus días en el centro escolar que tan diligentemente has desempeñado tu labor, pero no puedo. Desde el sindicato os seguiremos apoyando y defendiendo para la dignidad de vuestro trabajo.

En el día del maestro/a AFAPNA os quiere felicitaros por la labor tan encomiable como ilusionante, que realizáis cada día. Gracias, gracias y gracias.


Carta enviada por Yolanda Erro, presidenta del sindicato AFAPNA y el equipo de Educación formado por Mónica Olmos, Isabel Ocaña, Yolanda Copete, Marian Carasusán, Idoya Alonso y Ana Urdánoz.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Querido maestro de Navarra