Blog / Cartas al director

Williams, juegas en un club xenófobo

Por La voz de los lectores 05 marzo, 2020 - 15:17

Carta al director enviada por Óscar Ruipérez Sanzol. 

Iñaki Williams, jugador del Athletic de Bilbao, durante un partido de Liga reciente. EFE.
Iñaki Williams, jugador del Athletic de Bilbao, durante un partido de Liga reciente. EFE.

Hace sólo unas semanas, el jugador del Athletic de Bilbao Iñaki Williams fue objeto de gritos racistas en el campo del Espanyol. Estas conductas inaceptables deben de ser cortadas de raíz cuanto antes, con sanciones ejemplares y el cierre de los campos donde se reiteren insultos o comportamientos que no tienen cabida. 

Iñaki Williams, el bravo jugador formado en la cantera del Athletic, ha asegurado que si vuelve a vivir una situación similar con insultos racistas se irá del campo junto a sus compañeros de equipo, con los que ya ha pactado llevar a cabo esta respuesta.

"En pleno siglo XXI no se debe de permitir, al final da igual por el color de la piel, la raza, el sexo", ha declarado Williams. 

Olé y bravo por estas declaraciones contundentes que son un aviso a los que manchan el deporte y el juego limpio. 

Sin embargo, hay que recordar que el Athletic de Bilbao, el club de Iñaki Williams, es el único de Europa de las grandes Ligas que sigue aplicando criterios xenófobos para poder fichar por la institución.

De hecho, la historia de Williams y su familia no sería la misma si sus padres no hubieran llegado a Lerín Pamplona tras saltar la valla de Melilla, hasta donde llegaron en busca de un lugar mejor desde Ghana

La mal llamada filosofía del Athletic, un rescoldo del nacionalismo vasco intolerante de Sabino Arana, mantiene todavía que sólo pueden jugar en el equipo los nacidos en "Euskal Herria" o jugadores formados en las canteras de los que consideran territorios de esa entelequia: Vizcaya, Guipúzcoa, Álava, Navarra, Lapurdi, Zuberoa y Baja Navarra. 

En resumen, que Iñaki Williams nunca hubiera podido jugar en el Athletic si sus padres hubieran llegado a Burgos, Santander o Zaragoza, por poner algún ejemplo de ciudades cercanas. 

Parafraseando al propio jugador, en pleno siglo XXI no se debería permitir que un club seleccione a sus jugadores por su origen, considerando superiores o aptos para su equipo a los que forman parte de esa superioridad vasca por nacer en un lugar concreto. ¿Patético, no creen? 

No es verdad que el Athletic sea un club de cantera como presume, porque su cacareada filosofía se basa simplemente en limitar al origen del nacimiento los posibles fichajes e incorporaciones, llevándose chavales de Tajonar o Zubieta, pero no ocurre lo mismo si el nacido es español y no ha pasado por el barniz de un club que ellos consideran vasco. 

Querido Iñaki, la próxima vez que te piten en un campo por ser negro, recuerda que juegas en un club que practica la xenofobia y el odio al extranjero y que sólo la fortuna y la casualidad de que tus padres llegaran a Pamplona te ha permitido jugar en ese equipo. 

Y reflexiona: ¿Por qué tú puedes jugar en cualquier club de España pero un compatriota tuyo nacido en Ghana no podría jugar en el Athletic?

Te respondo, por xenofobia e intolerancia vasca.
 

Carta al director enviada por Óscar Ruipérez Sanzol. 

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Williams, juegas en un club xenófobo