• miércoles, 22 de septiembre de 2021
  • Actualizado 14:45

 

 
 

Blog / Cartas al director

Obituario | Isabel García-Jalón, alegría, trabajo y visión de futuro

Por La voz de los lectores 26 agosto, 2021 - 19:30

Texto remitido por Mª Pilar Sesma, catedrática y decana de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Navarra (1990-2005).

La profesora Isabel Garcia-Jalón, de la Universidad de Navarra. CEDIDA
La profesora Isabel Garcia-Jalón, de la Universidad de Navarra. CEDIDA

Conocí a Isabel García-Jalón en el curso 1989/90, cuando se incorporó a la Universidad de Navarra como profesora del departamento de Microbiología y directora de los estudios de Dietética que comenzaron a impartirse en esa fecha, entonces como un título propio. Tanto por su trayectoria profesional anterior como por su conocimiento de la casa, Isabel era la persona más idónea para iniciar esa andadura, junto con la profesora Mercedes Muñoz

De la profesora García-Jalón lo primero que se destacaba era su alegría. Es evidente que en aquella época hubo que trabajar mucho, conjuntamente con otras universidades españolas, para conseguir que los estudios de Dietética tuvieran el reconocimiento como título oficial en España por parte del Ministerio, como ya ocurría en varias universidades europeas. Muchos esfuerzos fueron fallidos (la certificación oficial no llegó hasta 1998), pero Isabel jamás se desalentó; mantenía una alegría que nos contagiaba a todos los que trabajábamos en ese proyecto. Siempre estaba contenta y sonriente pasara lo que pasara.

Además, era una persona con una enorme capacidad de trabajo. Yo sabía bien la carga que tenía en el departamento, junto con la docencia y el asesoramiento académico de los alumnos, el seguimiento de la implantación de la Diplomatura de Dietética y Alimentación Humana… Quizá por eso me sorprendí enormemente cuando fue nombrada primera directora del Colegio Mayor Olabidea. Pensé que en algo se resentiría su dedicación a las demás tareas, pero con la mente tan organizada de Isabel y un gran esfuerzo que pasaba desapercibido, pudo con todo y nunca perdió la sonrisa que le caracterizaba.

Pero si hay algo que la distinguía era su visión de futuro. La profesora García-Jalón tenía claro que la docencia de las materias más específicas de la Diplomatura convenía que la impartieran personas que hubieran cursado esos mismos estudios. Por eso, animó a varios graduados a que hicieran una licenciatura y, posteriormente, la tesis doctoral. Ella siguió personalmente este proceso y, cuando la Diplomatura pasó a Grado en 2007 con la última reforma de los estudios universitarios, había ya varios dietistas profesores doctores trabajando en diversos proyectos de investigación.

Estoy segura de que esta forma de ver y entender la vida y el trabajo solo se explica porque Isabel era, ante todo y sobre todo, una mujer de profunda fe, que impregnaba todas sus tareas diarias de trabajo bien hecho, alegría y amistad sincera. Cuando en julio me enteré de su enfermedad, le escribí un Whatsapp y recibí una última lección magistral de su parte: “Estoy tranquila y contenta. Sé que Dios ayuda cuando se necesita”.

Texto remitido por Mª Pilar Sesma, catedrática y decana de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Navarra (1990-2005).

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Obituario | Isabel García-Jalón, alegría, trabajo y visión de futuro