Blog / La Claqueta

Vuelve 'Expediente Warren' y promete seguir aterrorizando

Por Santi Irurtia 25 junio, 2016 - 9:57

En India un hombre ha muerto de un ataque al corazón mientras veía esta segunda parte de una de las mejores películas de terror recientes.

Patrick Wilson y el director de Expediente Warren, James-Wan
Patrick Wilson y el director de Expediente Warren, James-Wan

Expediente Warren es la nueva película de James Wan, interpretada por Vera Farmiga y Patrick Wilson. La película, al igual que la primera, sigue los pasos del matrimonio Warren, especializados en casos paranormales. Ella tiene habilidades especiales a la hora de lidiar con el mundo del más allá.

Podría decirse que el género de horror no está muy respetado por el público general hoy en día. Demasiadas películas que viven del gore y de los sustos tontos acompañados por una música estridente que te dice cuándo habrá susto y cuándo se termina la tensión.

Sin embargo, creo que merece la pena prestarle atención por varias razones: la primera, el director, James Wan, director de la primera (y mejor) película de Saw y Insidious con las que ha conseguido el favor de la crítica y grandes taquillazos con sus consecuentes sagas. Recordemos que Expediente Warren, la primera, se mantiene como la segunda película de terror original más taquillera de todos los tiempos, detrás de El Exorcista. Su segunda parte está en el primer puesto de la taquilla U.S.A y tras la noticia de que un hombre ha muerto de un ataque viéndola, las cifras solo pueden crecer.

Y pese a que el argumento use los clichés típicos, su ambientación, sus interpretaciones y su guion  lanzan la película muy por delante de toda cinta de este tipo que podamos encontrar ahora mismo. Es una muy buena película de horror; da miedo, provoca tensión y el suspense es real a lo largo de todo el filme. Y esto se debe en gran parte, como he dicho, a las interpretaciones, especialmente la chica joven que es la más atormentada. También por Vera Farmiga y Patrick Wilson interpretando este matrimonio que tiene más peso del que uno pudiera pensar, otorgando realismo a la película  (lógicamente hay escenas nocturnas que son una locura) pero todo se basa en la relación entre estas dos personas que han evolucionado desde la primera película. Estos factores son responsables de que sea mejor que la media, no por el hecho de que sea una película de miedo que lo es, si no por esta historia emocional que consigue dar un peso a los personajes, te dan algo por lo que preocuparte y sentirte relacionado, aportan algo más que jump scares (sustos por la espalda).

James Wan vuelve a demostrar que sabe crear tensión, sabe cómo provocar miedo a través del manejo de la cámara en una época en la que el público es muy difícil de impresionar, aderezado con ciertas escenas que realmente rozan lo siniestro y te hacen saltar. Además, es muy entretenido enfrentarte a estas escenas que van desde el primer ruido en medio de la noche y de repente ser consciente de que la película te ha cogido, sigue el frenesí y sigue sin soltarte, aparecen criaturas que acongojan, mostrándolas muy poco a poco, y sin querer se ha acabado la película porque es muy rápida pese a sus 2 horas y 10 minutos de duración. Otro tema importante es que aunque lo más impresionante se desata de noche no se siente un bajón en las escenas diurnas porque  te atraen los personajes y quieres saber más de ellos, presentando gente real en medio de esta paranoia.

Al final me vi disfrutando más con esta parte que con la primera que ya me gustó mucho. Es una auténtica experiencia ir al cine a enfrentarte a esta situación a la que en ningún momento vas a apartar la mirada. Definitivamente merece la pena ir a verla.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Vuelve 'Expediente Warren' y promete seguir aterrorizando