Blog / La Claqueta

Tom Cruise se consagra como el Jackie Chan americano y un gran cineasta

Por Santi Irurtia 31 julio, 2018 - 18:00

Sorprendentemente, la última entrega de la saga, “Misión Imposible Fallout”, se coloca como la mejor recibida por crítica y público

Tom Cruise, durante un momento de la última película de Misión Imposible.
Tom Cruise, durante un momento de la última película de Misión Imposible.

Si habéis seguido el blog recientemente he estado hablando de cada entrega de la saga Misión: Imposible. En esta ocasión, presenta a Ethan Hunt (Tom Cruise) y su equipo IMF (Alec Baldwin, Simon Pegg y Ving Rhames), con algunos aliados conocidos (Rebecca Ferguson, Michelle Monaghan), en una lucha contrarreloj después de que una misión salga mal.

Por alguna razón, el género de acción se ha visto siempre algo infravalorado. Quizás, porque la acción es vista como algo del pasado que la sociedad no necesita o quizás porque prevalecen las piruetas ante el drama. A mí me encanta este género igual que el resto, cuando está muy bien hecho.

Sin embargo, considero que muy pocas veces se lleva a cabo con éxito, así cada cierto número de años aparece un título que lo cambia todo y durante los siguientes años el resto de películas de acción intentan emularla. Estas son algunas de las mejores: “En busca del Arca Perdida”, “La jungla de cristal”, “Terminador 2”, “Matrix”, “Mad Max: Furia en la carretera” y ahora “Misión Imposible 6”.

Si consideramos la primera como una película de suspense, la sexta es sin duda la mejor película de acción de la saga. No solo tiene las mejores escenas de acción si no que consigue transmitirnos que el riesgo nunca ha sido mayor. Lo que más me impresiona del filme es como su realizador y guionista consigue el equilibrio entre no tomarse muy en serio, realizando grandes piruetas argumentales y a veces riéndose de sí mismo, y a la vez que el público se vea emocionado por los diferentes giros y conflictos.

“Fallout” es una secuela directa de su antecesora, “Nación Secreta”, y tiene en cuenta algunas de las tramas más importantes de las anteriores películas de la mejor manera posible, no se siente como un capítulo independiente sino como un final de temporada. Esta falta de obviedad sobre las anteriores le aporta mayor peso dramático. También acertaron con la banda sonora y los villanos.

Recoge algunos rasgos de la primera entrega como la complejidad del argumento. No es que sea imposible de entender pero hay que estar atento a cada línea de diálogo. También hay un momento en el que vemos como Ethan Hunt planea una operación en su cabeza que me gustó mucho.

El guion consigue auténticos conflictos emocionales para el personaje durante toda la película. También hay que hablar de las escenas de acción porque son increíbles. Desde un plano secuencia en el que vemos un salto en paracaídas que no entiendo como hicieron para mantener el foco y la luz, pasando por una pelea destroyer total en un baño hasta persecuciones imposibles pero reales a pie, en moto y en helicóptero por el centro de París y Londres. Es una pasada. El personaje de Rebecca Ferguson me gusta más y Henry Cavill nunca ha estado mejor.

Hablo de Cruise de esa forma en el título porque, aunque cueste creerlo, realiza personalmente todas sus escenas de acción y lleva haciéndolo más de 20 años. Y hablo de él como cineasta porque Cruise produce estas películas y participa en cada decisión. A veces también le sale mal como en “La momia” en la que Universal le concedió control sobre el guion, decisiones en la sala de montaje e incluso en la estrategia de marketing según Variety.

Auténtico cinéfilo, intenta ver una película al día, para realizar bien un salto desde un avión tuvo que realizar más de 100, os dejo el video explicativo abajo. La pelea en los baños debía tardar en rodarse cuatro días y acabó costando cuatro semanas.

La manera en la que se producen estas películas de M:I es muy peculiar porque no trabajan sobre el guion sino que trabajan para diseñar los personajes y las secuencias de acción y alrededor de estos escriben el guion. Jeremy Renner dice que cuando le contrataron para la cuarta no había historia todavía y Henry Cavill comentaba que el guion cambió durante todo el rodaje.

Verdaderamente, M:I-6 es una de las mejores películas de acción que se hayan hecho. No es tan buena como “Mad Max: Furia en la carretera” (2015) pero se queda cerca. No sé como van a continuar la saga porque va a ser muy difícil superar esto.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Tom Cruise se consagra como el Jackie Chan americano y un gran cineasta