• miércoles, 08 de febrero de 2023
  • Actualizado 17:18

Blog / La Claqueta

'The White Lotus' es la mejor serie del año

Por Santi Irurtia 19 diciembre, 2022 - 8:01

La segunda temporada de la serie de HBO cuenta en cada temporada la historia de diferentes invitados en un hotel de lujo

Aubrey Plaza, la revelación de la segunda temporada de The White Lotus
Aubrey Plaza, la revelación de la segunda temporada de The White Lotus. CEDIDA

Ahora que el mundo de las franquicias cinematográficas se ha trasladado a las series, da la sensación de que hay más humo que nunca: se anuncia una serie paralela a una marca ya conocida, crean expectación y acabamos diciendo que no era tan buena como la original. No tener las expectativas por las nubes es uno de los fuertes de 'The White Lotus'. Protagonizada por personajes de carne y hueso, hay cierta valentía en no tener la necesidad de incluir elementos artificiales en la serie.

En términos de guion sus bases son sencillas. Dado que de lo que se quiere hablar es de personas, hasta cierto punto, corrientes y mostrarnos sus miedos e inseguridades la serie de Mike White suscribe la tensión a la premisa tradicional del whodunnit (quién lo ha hecho). Ya que, en la primera escena, la serie te advierte de que alguien va a morir, no sabes quién ni por qué. Así, hay una promesa con el espectador de que, de una forma u otra, en algunos de estos problemas la sangre llegará al río.

La primera temporada fue un éxito de crítica, personalmente no terminé la primera temporada por desinterés. Sin embargo, al ser una antología cada temporada es independiente y las decisiones de reparto me parecieron tan buenas que quise darle una oportunidad. Empezando por lo más obvio, Aubrey Plaza. Esta actriz es muy conocida en Estados Unidos por hacer personajes de comedia estrambóticos, darle el papel de una abogada laboral introvertida me pareció de lo más interesante. Luego, los dos italoamericanos de Hollywood que van a Italia a reconectar con sus raíces: F. Murray Abraham, nuestro Salieri de “Amadeus” y Michael Imperioli. Este segundo resulta fascinante para cualquier fan de la tv porque fue uno de los protagonistas de “Los Soprano”. Desde entonces Imperioli ha tenido una carrera bastante interesante pero nunca bajo un foco tan grande como este. Curiosamente, la ficción arriesga y junto con estos actores reconocibles incorpora todo un plantel de actores desconocidos que se vuelven tan familiares como los primeros.

Tenemos a tres grupos de invitados en el hotel y los trabajadores del hotel, relativamente sencillo. Sin embargo, la ambientación italiana, los conflictos y unos personajes cuya insatisfacción es de lo que la serie más se ríe la hacen imprescindible. Los comentarios sociales en la serie son siempre sutiles, al fin y al cabo, tienes a un grupo de blancos millonarios en un lugar único, la crítica se escribe sola. Muchas veces es desternillante, lo bueno es que esto nunca se convierte en un estorbo para contar una buena historia. Se compensa por todo lo que la serie les hace sufrir. La comedia siempre es afilada y deconstruye hipocresías de la forma más implícita y certera. Esta antología de 7 episodios no tiene complejos y arriesga, como cuando muestra a una prostituta que no es víctima de sus circunstancias. El equilibrio en el tono, despreocupado cuando quiere y perturbador en otros momentos… Es único.

- ¿Qué hace Niccolo para ganarse la vida?

- Bueno, esto y lo otro… Puede o puede que no tenga vínculos con una familia local muy influyente

- ¿Quieres decir de la mafia?

- ¿He dicho yo eso? Yo no he dicho eso. En Palermo (ahora susurrando), no usamos esa palabra.

Lo más parecido a ciencia-ficción es que la mayoría de nuestros protagonistas son millonarios, todos intentando entender cómo resolver su inmediata insatisfacción vital mientras aparentan felicidad en el desayuno. Además del guion y los actores, la dirección es brillante recordándonos que el desastre está cerca (siempre parece que es inminente) y manipulándonos para que imaginemos como de grande será la tragedia. Un último apunte es que “The White Lotus” tiene la mejor cabecera que he visto desde “True Detective”. Esta introducción y la de “Succession” son de las pocas que nunca me salto.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
'The White Lotus' es la mejor serie del año