• miércoles, 28 de septiembre de 2022
  • Actualizado 00:00

Blog / La Claqueta

“The Batman”: La influencia de Fincher y el extenso metraje

Por Santi Irurtia 08 febrero, 2022 - 10:10

Las imágenes y los tráiler solo han validado que podríamos estar ante una visión del personaje que podría convencer a los más escépticos.

Robert Pattinson y Zöe Kravitz como Batman y Catwoman en The Batman. CEDIDA
Robert Pattinson y Zöe Kravitz como Batman y Catwoman en The Batman. CEDIDA

Es curioso hablar del estreno de esta película porque su concepción fue especialmente pública. Affleck que había interpretado ya a Batman en dos ocasiones iba a protagonizar y dirigir una nueva aventura del hombre murciélago. Finalmente el estudio se echó atrás y estuvo barajando otros directores.

Se consideraron nombres tan fascinantes como George Miller (Mad Max) pero finalmente se decidió por Matt Reeves. Reeves ese año había finalizado su propia trilogía de “El Planeta de los simios” por Warner Bros. (socio de DC Comics y dueño del personaje de Batman). El estudio estaba encantado con el trabajo de Reeves, había construido dos blockbusters emocionantes e introspectivos con buenos datos de recaudación (700 y 490 M, solo dirigió la segunda y la tercera).

Una vez elegido, decidió respetuosamente no contar con el guion de Affleck y comenzó su propio guion. Se trataba de una historia con un Batman joven y se decidió resetear la franquicia ya que Affleck era demasiado mayor. Era un gran desafío, Batman es una de las propiedades más valiosas de Warner, la versión de Affleck no había sido especialmente laureada y la anterior cambió la industria comercial y tuvo un impacto en la cultura popular. Hablamos por supuesto de la trilogía que dirigió Christopher Nolan con Christian Bale como Batman: “Batman Begins”, “El caballero oscuro” y “La leyenda renace”. Su trilogía aportó una seriedad, respeto y adrenalina a un género que algunos consideraban polvoriento.

Al parecer durante el proceso de pre-producción los productores de la nueva cinta tuvieron ocasión de hablar con Nolan: “Estamos intentando hacer el mejor Batman que se haya hecho y vamos a intentar superaros.”

Reeves tenía como base para su guion un cómic que había servido también a Nolan: “Batman: año uno”, de Frank Miller. El cómic tiene un tono de thriller criminal en una Gotham inmunda pero siempre arraigada a la realidad: corrupción, drogas y prostitución eran los problemas de la ciudad, no había mallas ni maquillaje.

Tras el primer tráiler se confirmaron varias cosas: Robert Pattinson como Batman funcionaba a pesar de sus detractores, aunque tuviese un tono realista (la marca de Nolan) parecía que no había miedo de ensalzar la mitología y abrazarla de una forma seria. Se trataba de una historia personal para su protagonista y que iba a resaltar el primer rasgo del héroe que muchas veces se ha dejado de lado: el aspecto detectivesco. Y por último, si a Nolan le habían servido thrillers como “Heat” para rodar su Caballero Oscuro, Reeves iba a utilizar las películas de David Fincher, especialmente “Los hombres que no amaban a las mujeres”, “Seven” y “Zodiac”. Básicamente, iba a seguir la estructura de un thriller de asesinos en serie y quería seguir al mayor experto en ese género. Sinopsis: En el segundo año de su lucha contra el crimen, Batman investiga la corrupción que recorre Gotham City y cómo conduce hasta su propia familia, mientras se enfrenta a un asesino conocido como Enigma.

Por otro lado, hace unas semanas fue conocida la duración de la cinta, 175 minutos o 2h y 55 minutos. Curiosamente, que un estudio se atreva a esa duración no es muy común ya que supone cierto riesgo en la propuesta comercial. El público se lo piensa dos veces antes de hacer semejante inversión de tiempo, aunque no hay que olvidar que las películas más taquilleras de la historia son cercanas a tres horas (“Avatar”, “Titanic”, “Vengadores: Endgame”).

Llevamos varios meses en los que los estudios, en unos momentos tan complicados para la exhibición, exigen más a la audiencia estrenando cintas de unas dos horas y media de una forma inexplicable: “El último duelo”, “Dune”, “Matrix”, “West Side Story”, “El callejón de las almas perdidas”, “El Escuadrón Suicida” o “El método Williams”. Cuando no está justificado realmente daña la película porque perjudica la el ritmo de todo el film, puede reducir la taquilla y por ende, la exhibición tradicional.

Si los productores han accedido a ese metraje es porque tienen fe en lo que Matt Reeves ha desarrollado y en la consistente base de los fans para darle una oportunidad. Hay que decir que ya en su última película “La guerra del planeta de los simios” se desafió a la audiencia con un blockbuster con un ritmo pausado de una forma que, sin truncar el proyecto, redujo los ingresos respecto a la anterior. A los exhibidores les vendría muy bien otro gran éxito menos de tres meses después del récord de “Spiderman: no way home” y también, aunque siguen siendo superhéroes, un taquillazo fuera del gigante Marvel.

“The Batman” se estrena el 4 de marzo

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
“The Batman”: La influencia de Fincher y el extenso metraje