• sábado, 27 de noviembre de 2021
  • Actualizado 00:37

 

 
 

Blog / La Claqueta

Tarantino reflexiona sobre sus películas, ser padre, Weinstein y “Tenet”

Por Santi Irurtia 27 octubre, 2021 - 9:11

El director de cine presentó este verano su primer libro, la novela de su propia película: “Érase una vez en Hollywood”

Brad Pitt y Mike Moh en Erase una vez en Hollywood. CEDIDA
Brad Pitt y Mike Moh en Erase una vez en Hollywood. CEDIDA

El ganador de dos Oscar a Mejor Guion por “Pulp Fiction” y “Django Desencadenado” visitó en verano distintos programas y podcasts para promocionar su primer libro, la versión novelada de su última película, interpretada por Leonardo DiCaprio y Brad Pitt. Revolucionario desde los 90, pocos directores han aficionado a tantas personas al mundo del cine como él. Su pasión es contagiosa y nos recuerda el poder que puede llegar a tener el medio cuando se acierta con los actores, la música y, especialmente, el guion.

Ha sido capaz de hacer una película de atracos sin atraco, devolver a Travolta a las pistas de baile o ilustrar temáticas con las que nadie se atreve como el nazismo, la esclavitud o la familia Manson. Tarantino viste estas historias de género y acaba haciéndonos reír.

Esta novelización tiene más interés de lo normal, primero porque es Quentin Tarantino y segundo porque la novela no es simplemente el guion impreso sino una exploración de los personajes y la historia que no pudimos ver en el cine. Todas sus entregas parten de guiones extensísimos, “Malditos Bastardos”, por ejemplo, originalmente iba a ser una miniserie. En su primera novela nos desvela el pasado del personaje de Brad Pitt resolviendo uno de los misterios del film que trascurre en el Hollywood de 1969.

La novela está disponible desde junio en librerías y durante su promoción nos ha dado la oportunidad de escuchar al consagrado director sobre qué nos tiene preparado para la décima y última película de su filmografía. Lleva años asegurando que solo quiere hacer 10 películas: “La mayoría de directores creen que tienen más tiempo del que realmente tienen. Y en casi todos los casos, tienen un serio bajón en los últimos títulos de su filmografía. Esto ocurre con músicos, actores, deportistas…Yo quiero terminar cuando todavía esté en la cima, saber que tengo un número limitado de títulos, hace que siempre me exija con cada uno y que no entregue cualquier película. Para mí la filmografía es lo único que importa”.

Si no le habéis visto nunca en entrevistas, siempre es curioso escucharle porque habla con mucho entusiasmo (su crítica de “Joker” no tiene desperdicio). Recientemente ha estado en el programa de Bill Maher y dos podcasts (“The Joe Rogan Experience” y “Reelblend”) y nos ha dado algunas claves  de su futuro.

Aunque ya tiene claro su jubilación, todavía no sabe de qué tratará su última película. “No tengo más presión porque sea la última, la presión estaba en ‘Érase una vez…’. Quería que fuese épica y creo que lo conseguí. No sé cuál va a ser la próxima historia pero sé que tendrá un tono de despedida. La única posibilidad que veo de volver a hacer otra épica es si decidiera hacer “Kill Bill Vol.3” con Uma (Thurman) y su hija. Ahora quiero publicar otro libro, dirigir una obra de teatro y después decidiré”.

Si habéis visto “Érase una vez…” sabréis que al final hay una escena especialmente violenta contra un grupo de mujeres. Maher le recordó que posiblemente es el único director que puede hacer algo así hoy en día. “Lo que veo últimamente es que se sitúa la ideología por encima del arte, por encima del esfuerzo individual, por encima del entretenimiento... Este tipo de censura ocurrió en los 50 y en los 80, la primera por la caza de brujas de McCarthy y la segunda por autocensura. Este tipo de movimientos surgen por olas. Pero lo que siempre me han dicho es: ‘esta o aquella película ahora no dejarían hacerla’. Y siempre digo: ‘¿Pero quienes son esas personas que no dejan hacer películas?’”

 Tarantino se ha enfrentado a la polémica en muchas de sus películas: la tortura en “Reservoir Dogs”, la matanza de “Kill Bill Vol.1”, el uso de la palabra ‘nigger’ en “Django” (una palabra tabú en Estados Unidos) y en “Los odiosos 8” por la violencia ejercida sobre el personaje de Jennifer Jason Leigh. Ante este último, asegura: “La película se llama ‘Los odiosos 8’ por algo. Es porque todos los personajes son unos cabrones”.

Es difícil que hablando de su carrera no aparezca Harvey Weinstein en la conversación ya que produjo 8 de sus títulos. “Desde el principio supe que para conseguir ciertas cosas tendría que plantarle cara a Harvey y sabía que estaba acostumbrado a salirse con la suya. Muchas veces ganar una discusión solo requería plantarse, no ceder y contar en tu cabeza hasta 5. Es muy extraño todo lo que ha ocurrido porque para mí era una especie de figura paterna, una figura paterna jodida pero lo era… Estuvo involucrado en gran parte de mi carrera así que es mucho tiempo y por eso es triste. Hace poco hablé con las dos mujeres responsables del caso en el New York Times y lo que les dije fue que ojalá hubiera hecho más. No sabía nada de ninguna violación pero sabía que se pasaba de la raya. Ojalá le hubiera parado y hubiese tenido la conversación incómoda. Todo las personas que estaban a su alrededor lo sabían y si dicen lo contrario, mienten. Incluyendo los actores que frecuentaba. Probablemente no sabían nada de violaciones pero habían escuchado suficientes rumores”.

En anteriores entrevistas, el director de “Pulp Fiction” ha hablado muy bien del director Christopher Nolan (“Origen”, “Memento”, “El caballero oscuro”) y hace unos meses reveló que “Dunkerque” (2017) era su segunda película favorita de la década. Por eso fue preguntado en The Reelblend por qué opinión le merecía “Tenet”, muy polémica por su complejidad.

“Primero, necesito verla de nuevo (ríe). Para no escaquearme de la pregunta, te puedo decir que de la misma forma que con ‘Dunkerque’, creo que necesito verla al menos 3 veces. La primera vez con ambos filmes no sabía qué pensar. Las disfrute pero era unas experiencias tan intensas que casi no las veía como películas. Ambos filmes te bombardean y están cargados de tantas capas que creo que no puedo opinar hasta que la vea más veces.”

Asegura tener claro sus planes tras dejar de dirigir, quiere seguir escribiendo libros de ficción pero también sobre la Historia del Cine, dirigir obras de teatro y dentro de poco, lanzar un podcast sobre cine llamado “Video Archives” en honor al videoclub en el que trabajaba antes de ser director.

Y, por supuesto, criar a su único hijo de solo 16 meses de vida: “Cada vez que le miro, o me entran carcajadas o me pongo a llorar, a veces solo lloro con ver su nombre escrito en un papel”. Si pensábamos que este evento podría trasladarse en una mirada más emocional para su próxima cinta, no parece ser el caso. “No creo que influya en mi trabajo o en el tipo de material que voy a crear. No voy a ser uno de esos que se les caen las pelotas después de tener un hijo. Seguiré dando la misma caña.” No sabemos si seguirá siendo el mismo pero sí sabemos que la espera merecerá la pena y que con un poco de suerte seguirán habiendo cines cuando llegue la última de Tarantino, uno de los grandes directores americanos.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Tarantino reflexiona sobre sus películas, ser padre, Weinstein y “Tenet”