Blog / La Claqueta

Piratas del Caribe, o cómo vivir de la nostalgia

Por Santi Irurtia 04 junio, 2017 - 15:45

“Piratas del Caribe: La venganza de Salazar” es la quinta entrega con Johnny Depp como protagonista y Javier Bardem en el papel de villano.

Johnny Depp en un fragmento de la primera película de Piratas del Caribe.
Johnny Depp en un fragmento de la primera película de Piratas del Caribe.

No pretendía ir a ver la nueva de “Piratas del Caribe” porque me esperaba lo peor, pero llegado el momento unos amigos iban a ir y dije: “bueno ¿cuántas veces voy a poder ver a Jack Sparrow y oír esa banda sonora tan potente que tanto utilizan en los deportes en el cine?”. Esta idea puede parecer inocente pero seguramente sea la responsable de que la quinta película de la franquicia lleve recaudados 387 millones de dólares alrededor del mundo.

Tampoco pensaba hacer una crítica pero al día siguiente fui preguntando a amigos y compañeros. La mayoría estaban satisfechos con el resultado y yo les pregunté sí la cantidad de incoherencias narrativas y los desafíos continuos a las leyes de la física no les habían decepcionado. Su respuesta general era… “Es que es de Disney” o “Es que es Piratas del Caribe”.

Esto me ha hecho pensar si el listón esta tan bajo con tal de ver a los personajes favoritos de la infancia  que nos traen conexión nostálgica. A mí me encantaban las tres primeras, la música, la historia, los personajes… Me sabía los diálogos enteros. Había toques de fantasía pero siempre se movían bajo unas normas establecidas que la hacían verosímil.  Es la manera de que funcionen las películas de fantasía o ciencia ficción. Yo me puedo creer que un grupo de piratas tenga una maldición que les haga inmortales, pero no me puedo creer que el protagonista que es humano juegue, durante 10 minutos, con la gravedad como quiera.

Por último, hablemos de Johnny Depp como Jack Sparrow por el que ganó una nominación a los Oscar por su primera interpretación del personaje. Siempre cuentan que en el rodaje de la primera todos auguraban un fracaso comercial debido al  amaneramiento y la extravagancia  de Depp. A todos nos encanta y aquí sigue la esencia del personaje pero solo la faceta cómica. No queda nada del lado humano que vimos en la primera y, especialmente, en el final de la segunda. Solo queda una caricatura, en “La venganza de Salazar” sale de los problemas no por ingenio o estrategia, sino por accidente o casualidad, quitándole gran atractivo al personaje original.

Encuentro a Javier Bardem, la historia de Barbosa y el final los puntos más fuertes y emotivos de la película. Es una aventura de piratas que se deja ver pero solo una sombra de la épica que vimos a principio de siglo. Tengo que admitir la habilidad de  Hollywood para hacer trailers mejores que la propia película (como el que os dejó abajo) y la española para inventarse títulos, ya que en inglés se titula “Dead Men tell No Tales” o los muertos no cuentan cuentos.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Piratas del Caribe, o cómo vivir de la nostalgia