Blog / La Claqueta

Perdido en el Hollywood de Tarantino

Por Santi Irurtia 17 agosto, 2019 - 11:51

El director norteamericano presenta su novena y penúltima película.

Fotograma de 'Érase una vez en Hollywood'.
Fotograma de 'Érase una vez en Hollywood'.

Estoy bastante seguro que acabaré por aceptar esta película y podré disfrutar de todos sus elementos, dentro de unos años mi opinión sobre ella cambiará. Sin embargo es inevitable sentir decepción tras abandonar la sala de cine.

Después de años siendo un gran seguidor del director de Pulp Fiction, su nuevo título me deja algo confundido. La confusión no es necesariamente mala, al menos todavía: Reservoir Dogs o Pulp Fiction también me dejaron confundido, por lo que está por ver la trayectoria de este filme. Me encantan todas sus películas, incluso Death Proof (que es supuestamente la peor) a la que le encuentro mucho a favor: los diálogos, la dinámica entre las protagonistas y la persecución final.

Érase una vez en… Hollywood nos muestra la ciudad de Los Ángeles durante 1969; los tiempos estaban cambiando con el auge del movimiento hippie o la popularidad de la tv. Las aventuras de esta peculiar ciudad en esos tiempos tan peculiares están relatadas por sus tres protagonistas: Rick Dalton (Leonardo DiCaprio), Cliff Booth (Brad Pitt) y Sharon Tate (Margot Robbie).

Las expectativas por este título eran muy grandes pero veo necesario saber qué tipo de película es, antes de ir a verla. Si estás esperando disfrutar la tensión de Malditos Bastardos o Pulp Fiction y las aventuras y la emoción de Django Desencadenado, saldrás aburrido.

Es lo que llaman una hang out movie, una película en la que se sigue la rutina de los protagonistas sin la necesidad de una historia. Si el día elegido es tan bizarro como al que se enfrentan los personajes de Pulp Fiction, tienes una gran experiencia en el cine. El día de nuestros protagonistas Rick, Cliff y Sharon es un día como otro cualquiera. Es fácil disfrutar de una hang out movie, pero cuando dura 2 horas y 40 minutos termina por resultar larga y sin emoción.

Hay momentos en los que uno siente que QT la ha realizado para él mismo y puede que para grandes cinéfilos. No paramos de ver sketches de series de vaqueros falsas, una y otra vez. No hay problema con ver westerns, pero sabiendo que son sketches hay una constante falta de tensión.

Por supuesto, no todo es malo, está realizada con gran belleza a pesar de que la puesta en escena resulta algo estéril, como siempre la banda sonora será escuchada durante décadas y por supuesto la gran atracción es ver a Brad y Leo con sus carismáticos personajes.

Rick (Leo) y Cliff (Pitt) se completan como una misma persona, uno es el lado más relajado y seguro de sí mismo y el otro débil y sin confianza. Su amistad, el dilema de Rick y el respeto al antiguo Hollywood es la parte más emocional (muy buenos esos últimos planos).

A pesar de no ofrecernos grandes diálogos, la parte más tarantiniana aparece al final (cuando más de uno creía que se había acabado), esa escena va ser debatida por muchos. La violencia en su cine siempre ha resultado, al menos, coherente con la historia. Esta vez, en cambio uno se queda algo confundido ante algunas imágenes algo aleatorias. Algunos se morirán de la risa y otros se levantaran consternados. Sí puede valorarse que es lo más políticamente incorrecto que hemos visto y que vamos a ver en mucho tiempo. Eso siempre tiene algo de mérito.

No hay duda de que se convertirá en un clásico al cabo del tiempo, ver a Rick Dalton enfrentarse a la resaca o ver a Brad Pitt ser el tío más duro durante toda la película es increíble. Aunque uno se lleva la sensación de que se ha perdido una oportunidad tremenda de jugar un poco más con la desaprovechada Margott Robbie como Sharon Tate (hasta el punto de preguntarse si su aparición debería limitarse a un simple cameo), Charles Manson y sus acólitos. Especialmente una secuencia en el desierto, podría haber sido literalmente La matanza de Texascon Brad Pitt pero termina por quedarse en nada.

Finalmente, es importante recordar la originalidad de todo lo involucrado en este filme, comparándola tanto con cualquier película o serie ahí fuera como con la propia filmografía del director. Supuestamente solo le queda una cinta más, esperemos que nos llevemos una alegría.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Perdido en el Hollywood de Tarantino