Blog / La Claqueta

Martin Scorsese recibe el Premio Princesa de Asturias de las Artes 2018

Por Santi Irurtia 24 octubre, 2018 - 9:53

En su discurso repasó el estado actual del arte y el cine.

El director de cine Martin Scorsese. ARCHIVO
El director de cine Martin Scorsese. ARCHIVO

El pasado viernes fue celebrada la entrega de premios Princesa de Asturias y el director de “Taxi Driver”, Martin Scorsese, recogió el premio de la mano de la Princesa Leticia, cinéfila confesa.

Durante la pasada semana, el cineasta ha visitado Oviedo y participado en diferentes Master Class y charlas junto con un director de cine español, Rodrigo Cortés (Buried). Como colofón, durante la recogida del premio dio un emocionante discurso.

El realizador no solo crea arte a través de sus trabajos sino que también invierte mucho dinero y esfuerzo en restaurar obras ajenas que él considera fundamentales para la historia del cine, tales como “Érase una vez en Ámerica”.

"Majestades, Distinguidos galardonados, Señoras y señores.

Gracias por este gran honor. Siento en este instante humildad y sobrecogimiento. Sé que es costumbre expresar tales emociones en estas circunstancias, pero créanme, siento humildad y sobrecogimiento. Especialmente por estar en compañía de los demás galardonados y, por supuesto, en compañía de los premiados anteriores. Y por pisar la tierra que nos dio a Cervantes, Goya, Unamuno, Picasso, Lorca y Luis Buñuel, uno de los más grandes artistas de la historia del cine. ¿Cómo podría no sentirme así?

Lo notable del cine para mí es que siempre es el presente. Siempre es el ahora. Para mí, las películas de Buñuel están más vivas y son más actuales que el último mensaje de texto que recibes, si sabes cómo utilizar un teléfono móvil. Peter Bogdanovich ha dicho que no existe una película antigua: es simplemente una película que no has visto.

Pero ahora, a los jóvenes cineastas, ¡qué tiempos les toca! ¡Cuántas oportunidades tienen! Pueden hacer una película con cualquier cosa. Todas las herramientas están ahí y son asequibles.

Pero, a pesar de estas oportunidades, estoy preocupado. Preocupado por el pasado del cine, sí, y muy preocupado por su futuro. Me doy cuenta de que, en los aspectos prácticos de la sociedad, el arte es siempre tan frágil. Se critica, se margina y a menudo se trata como si no fuera esencial para la vida. Claro, esto se podría decir de todas las artes. Siempre hay alguien tratando de poner el arte y al artista en su sitio. “Es un lujo. Es una diversión”.

Por otro lado, dondequiera que mires hoy en día, las veinticuatro horas del día, las imágenes en movimiento inundan nuestras vidas. Sé que el cine en sí está compuesto de imágenes en movimiento, pero ahora el cine se ha convertido en sólo una corriente dentro de un enorme torrente de imágenes en movimiento: los anuncios, los episodios de una serie de TV, un vídeo de gatos o perros. Todo se ha convertido en lo que llaman ahora “contenido”, una palabra que realmente no me gusta.

Es de vital importancia mantener el arte en un lugar de honor y estima en nuestra cultura. Es aún más importante respetar la libertad de elección, pensamiento y acción que conduce a la creación del arte. Y darles a los jóvenes la confianza y la capacidad de trazar su propio camino en la vida para que sean capaces de no dejarse llevar por todas las consignas y los ganchos comerciales; para que puedan ver el camino que conduce a su propia luz interior.

Ahí es donde comienza la verdadera lucha; la lucha por el espíritu. Como en el Don Quijote de Cervantes. Por supuesto, él luchó contra los molinos de viento. Se ha dicho que los molinos de viento pueden haber representado la tecnología de su época. Así que, para preservar el espíritu, luchó contra esa tecnología. Así que acepto este premio en nombre de la libertad y la revelación: la libertad de encontrar la tranquilidad y el enfoque para no dejarse llevar por todas esas categorías absurdas actuales, o por los juicios triviales, los sistemas de calificación y los pronunciamientos de moda (…). Gracias".

Personalmente, soy un gran fan de este realizador, “Toro Salvaje”, una cinta sobre el boxeador Jacke La Motta es una de mis películas favoritas. Según cuentan, Martin estaba en un centro de desintoxicación cuando entro en su habitación su amigo y actor fetiche Robert de Niro, (“Malas Calles”, “Taxi Driver” y “New York, New York”) con el guion de “Toro Salvaje” bajo el brazo.

Esta colaboración se perpetuaría en el futuro con “El Cabo del Miedo”, “Uno de los nuestros”, “Casino” y “El Rey de la Comedia”. Y cuando parecía que ya se había acabado su asociación, Netflix compró un proyecto que se ha convertido en uno de los filmes más esperados en años, “The Irishman”. Probablemente, uno de los proyectos más ambiciosos de su carrera debidos a los restos tecnológicos con los que cuenta.

Netflix es quién ha aportado los 250 millones de dólares necesarios ¿por qué tan cara? Porque nos cuenta la historia de un mafioso ya anciano Robert de Niro, y a través de una serie de flashbacks se nos mostrará su inicio como mafioso, estos flashbacks serán interpretados por un Robert de Niro rejuvenecido a través de una nueva técnica de CGI. Ya nos han adelantado que tendrá el look que tenía en “El Padrino II”. Esta prevista estrenarse en 2019.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Martin Scorsese recibe el Premio Princesa de Asturias de las Artes 2018