Blog / La Claqueta

7 años sin “Perdidos” y su gran final

Por Santi Irurtia 26 mayo, 2017 - 9:48

En mayo de 2010 se estrenó el final de una de las mejores series de la Historia de la televisión

Foto promocional de la serie Lost, Perdidos.
Foto promocional de la serie Lost, Perdidos.

Aunque hay varias películas responsables de mi pasión por la imagen audiovisual, diría que “Lost” tiene  mucha culpa de que yo os esté hablando hoy aquí sobre cine y series. La empecé a ver cuando tenía 12 años en Cuatro y nunca una serie ha conseguido absorberme tanto, plantearme la realidad y lo que me rodeaba en los términos en los que lo hacía la serie.

La ficción de 6 temporadas nos cuenta la historia de un avión que se estrella en mitad del Pacífico en una isla, que solo al principio, parece desierta. Según avanza, descubriremos la cantidad de atractivos misterios que posee el lugar y los que tienen los propios pasajeros que se irán revelando a través de flashbacks tan estimulantes como la propia isla.

Cuando alguien me pregunta una serie para ver y no estoy muy seguro de qué le puede gustar, siempre digo “Perdidos”. Primero, porque es muy adictiva desde el primer capítulo hasta el último y segundo, porque la cantidad de temas que abarca gracias a la variedad de personajes es increíble. La Filosofía está presente, desde los nombres de los propios protagonistas; John Locke, Rousseau, Desmond Hume, hasta en los temas: religión, esperanza, física, infidelidad, traumas, espionaje, tráfico de drogas, venganza... De todo.

Los responsables detrás son un J.J. Abrams que solo estaba empezando y, en mayor medida, Damon Lindelof (The Leftovers), a quien considero un genio como guionista. Algunos de los mejores trucos de la serie se pueden ver copiados en películas como “La Llegada” o en “Calle Cloverfield 10”. Delante de las cámaras vemos a unos actores (que consiguieron varios Emmys) que no han vuelto a estar mejor: Matthew Fox (Jack), Michael Emerson (Benjamin Linus), Terry O´Quin (Locke).

Los finales de temporada más angustiosos que te puedas imaginar, tramas como: los otros, los números, la tecla, Dharma, Jacob… Y con capítulos como “La Constante” (3x05) de Desmond o el submarino de “El Candidato” (6x14) están ya grabados en mi memoria para siempre.

Incluso si no la habéis visto puede que hayáis oído que el final es una basura etc… Yo no estoy de acuerdo del todo. Sí diría que las dos últimas temporadas pierden  originalidad pero porque las 4 primeras habían sido increíbles. Y en cuanto al final, yo me sigo emocionando con los últimos minutos. Todo lo que necesitaba explicarse, se aclaró y lo que no, no creo que pudiera tener respuesta verosímil. Y negarle un puesto en el top 10 de las series de ficción con su ambición argumental y las noches en vela que provocó, me parecería injusto.

Si no la habéis visto, la tenéis completa en Netflix y el verano está cerca. Es verdad que hay muchas series, sí, pero muy pocas tan absorbentes. No os perdáis una auténtica experiencia, no os arrepentiréis de ver la serie con la mejor banda sonora de la televisión. Yo me estoy planteando volver a verla.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
7 años sin “Perdidos” y su gran final