Blog / La Claqueta

'La Lista de Schindler', reestrenada por su 25º aniversario

Por Santi Irurtia 10 Marzo, 2019 - 9:52

Desde el 28 de febrero los cines vuelven a proyectar una de las mejores películas históricas.

El directo Steven Spilberg da instrucciones a los actores durante el rodaje de la película
El directo Steven Spilberg da instrucciones a los actores durante el rodaje de la película

A pesar de no ser el mayor fan de Steven Spielberg está claro que es responsable de haber cambiado el cine de muchas maneras, desde la forma de vender una película hasta la capacidad para crear iconos y mitos del cine. Respecto a esto segundo hay un ejemplo muy usado y claro, los protagonistas de sus filmes son reconocibles hasta si el público viera su sombra en la pared: “Tiburón”, “Indiana Jones”, el dinosaurio T-Rex o “E.T.”.

Al parecer, ni siquiera tras el éxito de “Tiburón” el estudio le dió fácilmente la financiación para esta adaptación literaria, tuvo que realizar antes “Jurassic Park” (1993). Precisamente, una de cosas más fascinantes de este realizador es que rodó en el mismo año el famoso filme de dinosaurios y “La lista…” allá por 1992.

Como todos sabéis nos relata la historia de Oskar Schindler (Liam Neeson), un empresario alemán de gran talento para las relaciones públicas. Gracias a sus relaciones con los altos jerarcas nazis, consigue la propiedad de una fábrica. Allí emplea a cientos de operarios judíos, gracias sobre todo a su gerente Itzhak Stern (Ben Kingsley), también judío. Pero conforme la guerra avanza, Schindler y Stern comienzan ser conscientes de que a los judíos que contratan, los salvan de una muerte casi segura en el temible campo de concentración de Plaszow, que lidera el Comandante nazi Amon Goeth (Ralph Fiennes).

Incluso si eres alérgico a las películas en blanco y negro, esta es imprescindible. Encargaron el guion a Steve Zaillian, uno de los grandes guionistas (que ahora tiene entre manos “El Irlandes”), el trabajo de Zaillian me parece que es el mejor de todos con esa narración episódica tan bien editada que nos van dando una visión global de todo el campo de concentración, dando protagonismo a todo tipo de personajes. Esta narración tan dinámica hace que la extensa duración se haga breve y hace que te creas el campo de concentración como sitio real y tangible.

La excelencia en el resto de departamentos consiguen la eternidad cinéfila; la música con el mejor trabajo de John Williams, los actores con poco reconocimiento del público (hecho a propósito) se salen. Por último, destacar la clave de la fotografía en blanco y negro (la importancia de la luz en muchas escenas), el Holocausto fue en blanco y negro, no existen imágenes en color de esa época lo que la hace más realista.

Además le permite al realizador jugar con el abrigo de esa niña que vemos mientras tiene lugar el desalojo del Gueto de Cracovia. Al parecer, pasó de verdad, sale en el libro y es que según se relata, Schindler no podía entender que mientras las SS estaban desalojando y disparando a todo el mundo una niña pequeña llevando un abrigo con el color más brillante estaba pasando desapercibida. Años más tarde Spielberg cuenta: “Para mí, sirve de metáfora de cómo Roosevelt, Eisenhower, Stalin y Churchill sabían que el Holocausto estaba teniendo lugar y no hicieron nada, el propio Holocausto iba de rojo y nadie le prestaba atención. Podrían haber desacelerado ese proceso industrializado de asesinatos, pero no hicimos nada”.

También hubo gente que tuvo ciertas pegas con la película por ser demasiado sensiblera o melodramática. Hablan de cómo este director te entrega todos sus finales  con todo bien cerrado con un bonito nudo. Algunos autores dicen que “La lista de Schindler” habla del éxito mientras el Holocausto real trata sobre el fracaso, el fracaso de la civilización.

La cinta cosechó 7 Óscars incluyendo Mejor Película, Director y Guion Adaptado. Yo iré al cine a volver a verla ahora que la vuelven a estrenar con una copia remasterizada y un sonido Dolby. Mis escenas favoritas son:

- La comentada en la que vemos a la niña del abrigo rojo ante los ojos de Liam Nesson mientras escuchamos una canción judía.

- Ese general siendo terrorífico pero no por castigar a quien lo hace mal sino por castigar aleatoriamente.

- El final con Schidler arrepentido de haber podido hacer más. Rara vez volveremos a ver una película de un gran Estudio que trate con tanto realismo, sin compromisos ni concesiones y con un balance tan perfecto entre horror y esperanza y entre respeto histórico y adaptación cinematográfica.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
'La Lista de Schindler', reestrenada por su 25º aniversario