Blog / La Claqueta

Juego de Tronos 6x05: Hold The Door

Por Santi Irurtia 24 mayo, 2016 - 8:01

Los últimos quince minutos del quinto capítulo centran, como en muchas ocasiones, los minutos de mayor emoción.

Una imagen del capítulo de Juego de Tronos.
Una imagen del capítulo de Juego de Tronos.

En el quinto capítulo de la temporada ocurre, como muchas veces ocurre en esta serie, que el final es tan intenso que resulta muy difícil acordarse del capítulo más allá de esos quince últimos minutos de acción y emoción. Se acaba la participación de la leyenda actoral Max Von Sydow (El Cuervo de Tres ojos) en la serie y con él también se va uno de los más queridos, Hodor. Los creadores han resultado exitosos a la hora de emocionarnos con el sacrificio del personaje, haciéndonos recuperar el cariño que tuviéramos al conocerlo, uniéndolo a través del flashback. Un flashback en el que el propio Hodor joven contempla su propia muerte desde su niñez, quedando traumatizado y revelando el origen del nombre. Hodor es la versión abreviada de “Hold the door”, es como si  estuviera recordándose constantemente a lo largo de su vida que ese es su propósito, debe salvar a Bran y debe “Hold the door” (muy emocionante). Por cierto, no sé cómo se las apañarán los encargados del doblaje al español. Resulta increíble el nivel de conocimiento sobre el futuro de los personajes que el escritor, de forma escondida, nos dio al principio de la serie.

Más allá de este final, que considero mejor que el del último, volvemos a ver a Meñique. Sin embargo en una posición en la que  pocas veces  habíamos visto antes. Teniendo que oír que estaba equivocado. Pese a su teoría sobre como todas los jugadores se mueven en el tablero, en función de lo que quieren y si este se lo proporciona le obedecerán (no contó con la locura de Ramsay). Sansa se va convirtiendo en una mejor jugadora decidiendo seguir utilizando a Meñique, pero sin que su hermano lo sepa, ya que este le mataría. También vemos en una situación parecida a Varys, ambos personajes se parecen mucho. Los dos a lo largo de su vida se dieron cuenta de cuáles eran sus fuertes y cuáles no, eligiendo la elocuencia como principal arma. Y ambos en este capítulo se ven vulnerables. Varys se queda callado en el momento en el que, una nueva versión de la mujer roja, comienza a hablar, mostrando el alcance del poder de su religión.

También podemos encontrar una similitud entre los roles de Brienne y Jorah, ambos enamorados de sus respectivos amos/amas, realizando misiones en solitario para conseguir complacerles de alguna forma.

Dejamos Desembarco del Rey, por ahora, pero para verlo desde otra forma. Una obra de teatro en la que Arya recuerda el pasado de su familia y nos hace pensar si realmente se convertirá alguna vez en “no one”. Y  si lo hace, creo que acabara eligiendo sus propias misiones, si no ¿De qué forma se unirá a “la guerra que está  por venir”?

Trailer del siguiente episodio: aquí

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Juego de Tronos 6x05: Hold The Door