Blog / La Claqueta

Juego de Tronos: 6x04 Colocando las piezas para que empiece la partida

Por Santi Irurtia 17 mayo, 2016 - 8:02

Completa reseña del último capítulo de "Juego de Tronos" emitido por HBO esta semana; cuidado, con spoilers incluidos.

Imagen del capítulo cuarto de la sexta temporada de Juego de Tronos.
Imagen del capítulo cuarto de la sexta temporada de Juego de Tronos.

“Mi guardia ha acabado”. Así habíamos acabado el capítulo anterior,  imaginando cuál sería el nuevo camino de Jon. Por el tráiler y por la escena anterior (Ramsay teniendo a Rickon como rehén) parecía que el gran enfrentamiento de la temporada sería entre los dos bastardos Nieve, como lo fue Aguas Negras (2x09), Los Guardianes del Muro (4x09) y Hardhome (5x08). Y este primer encuentro entre Sansa y Jon, la primera vez que aparecen juntos en toda la serie, nos lo sugiere. “Los Bolton poseen 5000 hombres”, “los salvajes somos 2000”. ¿Y Meñique? Siempre que alguien de alta cuna está en apuros, él está ahí para unirse al linchamiento o para protegerle en caso de una posible compensación. En este caso gracias al manejo que tiene de su Joffrey particular (en el Valle).

También tenemos a Tyrion enfrentándose de cara a su primer conflicto y vemos una idea que siempre se ha visto en la serie en cuanto a tomar decisiones políticas. Los tratos de buena fe o las resoluciones rápidas y extremas, pese a  parecer las más lógicas pueden no sostenerse. Y eso es lo que ha ocurrido tras las liberaciones de los diferentes pueblos por parte de Daenerys en las que se había ganado más  aliados que  enemigos, pero estos últimos eran más poderosos y  demolieron lo que Dany había intentado hacer (algo parecido fue lo que hizo Jon con los salvajes). Tyrion lleva a cabo algo diferente, pacta con los “malos”, cediendo, pero consiguiendo que ellos también lo hagan, provocando un conflicto con Missandei y Gusano Gris que creen que lo único que hay que hacer con los Maestros es acabar con ellos. Ambos han visto la esclavitud más salvaje pero Tyrion intenta ver más allá, haciendo un pacto a largo plazo.

Ramsay continúa por convertirse en uno de los mayores psicópatas de la serie. Interpretado de una forma increíble  por Iwan Rehon (Al que ya vimos en Misfits, sorprendentemente con un papel muy diferente), parece que superará a Joffrey. Esta serie se caracteriza por tener unos personajes que se mueven entre el  héroe y el villano, como pudo ser Jaime, Theon o el Perro. Sin embargo Ramsay es pura crueldad, no se busca que empaticemos con él, salvo en el tema de ser un bastardo y ver cómo buscaba constantemente la aprobación de su padre. ¿Una doble cara de lo que podría haber sido Jon? Y así protagoniza la que creo que es la escena de mayor tensión del capítulo, Ramsay, sentado recibiendo a Osha. Una salvaje que creía saber manejar a los hombres nobles dándoles lo que querían pero que encuentra al único que saca más placer matándola.

Por último Daenerys utiliza el fuego como arma contra sus enemigos y como propaganda para obtener más seguidores, como ya hizo cuando la serie todavía estaba empezando (1x10). Aunque ahora con mucha más gente y  demostrando que los años protegida por sus guardias y sus dragones no le han hecho más vulnerable a la hora de encontrarse sola ante el peligro.

Avance del próximo capítulo

Inside The Episode

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Juego de Tronos: 6x04 Colocando las piezas para que empiece la partida