Blog / La Claqueta

“El Irlandés”, obra maestra de Martin Scorsese

Por Santi Irurtia 21 noviembre, 2019 - 9:42

La cinta obligatoria del año ya está en cines y no por mucho tiempo.

Los dos protagonistas del filme, Frank Sheeran y Jimmy Hoffa
Los dos protagonistas del filme, Frank Sheeran y Jimmy Hoffa

Demasiado de qué hablar para solo una crítica de un título que será referenciado durante mucho tiempo. La espera ha sido larga, pero más larga para sus responsables; Martin Scorsese (director) y Robert de Niro llevan buscando la oportunidad de llevar a cabo el guion de Steve Zalliain durante años. Zalliain es uno de los mejores guionistas de Hollywood (“La lista de Schindler”, “Los hombres que no amaban a las mujeres” o “The Night of”) y ya trabajo para Scorsese en la escritura de “Gangs of New York”.

Sinopsis: El título de la novela en la que se basa la película, “He oído que pintas casas” hace referencia al trabajo del sicario. Frank Sheeran fue un veterano de la Segunda Guerra Mundial, estafador y sicario que trabajó con algunas de las figuras más destacadas del s. XX. 'El irlandés' es la crónica de uno de los grandes misterios sin resolver del país: la desaparición del legendario sindicalista Jimmy Hoffa.

Primero, es un milagro que consigamos tener al legendario Martin Scorsese dirigiendo una película de la mafia con Robert de Niro, Al Pacino, Joe Pesci y Harvey Keitel. Encima actúan junto con grandes actores secundarios de títulos del crimen reciente como “Los Soprano”, “Boardwalk Empire” o “Breaking Bad”.

Netflix ha sido el único que se ha atrevido a financiar este título que nunca parece una reunión de estrellas como sombra de lo que una vez fueron, sino uno de sus mejores trabajos. El coste de rejuvenecer a los actores con CGI (computer-generated imagery) aumentaba el coste a 150 millones.

Curiosamente 2019 ha sido bueno para de Niro  y Pacino antes de colaborar juntos. Al Pacino ha participado en “Érase una vez en Hollywood” de Quentin Tarantino y Robert de Niro tenía un papel importante en “Joker” que recientemente ha superado el billón de dólares. Ambos colaboraron juntos con éxito en “Heat”. Es Pesci al que no veíamos desde hace tiempo debido a su retiro de la interpretación, dicen que fue difícil convencerle para que volviera.

Creo que es una muestra de la película que diga que necesito volver a verla cuando no han pasado ni 24 horas. Fui bastante mentalizado del extenso metraje, 3 horas y 20 minutos es mucho tiempo. No soy particular defensor de títulos alargados sin necesidad, 2 horas y media ya me parece mucho tiempo, pero no me ha ocurrido con “El Irlandés”. Sí me parece que el segundo acto podría ser más dinámico o reducirse un poco, resulta algo repetitivo con el foco centrado en Jimmy Hoffa  (Al Pacino), pero por lo general fluye mucho mejor de lo que habría pensado. Resulta tan interesante que cuando acaba, uno siente que hay mucha historia que contar, especialmente de la vida familiar del protagonista.

Obviamente pertenece al género de la mafia, pero hay mucho más; los trabajos del protagonista sirven, en muchos casos, como hilo para contarnos una versión de la segunda mitad de siglo de Estados Unidos que no hemos visto. Sin embargo, lo que realmente me ha fascinado son los últimos 40 minutos; no hay un solo disparo y aún así resulta más emocionante que cualquier escena anterior. Es lo más emotivo y de mayor sensibilidad que ha rodado el director italo-americano en mucho tiempo. Si en las dos primeras partes vemos más al realizador excitado de “Uno de los nuestros” (1990), en la última parte vemos al espiritual de “Silencio” (2016), su filme anterior. De hecho varias similitudes en cuanto al final.

Este tercer acto nos habla de la vejez, la soledad y el remordimiento, esto último no es muy común en Scorsese y es lo más entretenido y trascendental de la cinta. Sorprendentemente, no vemos el exceso que podíamos ver en su cine de gángsters  (“Casino”, “El Lobo de Wall Street”). Hay un punto de vista más maduro y creo que es genial porque se combina con unas actuaciones por encima de increíbles, me quedaba con la boca abierta con ver a los protagonistas en esas últimas escenas. Conocemos a los actores de sobra y aún así, emocionan como pocas veces en el cine de los últimos años. No actuaba nadie tan bien como anciano desde Salieri en “Amadeus”.

Por muy bien que esté de Niro interpretando a Frank Sheeran, uno deja la sala convencido de que Joe Pesci es el verdadero rey como Russell Bufalino. Conocemos a Pesci, principalmente, por llevar a cabo personajes muy emocionales, intensos y hasta sociópatas. No hay nada de eso aquí, nunca necesita levantar la voz o gesticular. Puede mandar matar a tu familia, tomarse un vaso de leche e irse a la cama y esta frialdad nunca es interpretada de forma estereotípica ¡es un maestro!

“El Irlandés” es uno de los mejores trabajos que ha hecho Martin Scorsese, tenemos suerte de que siga trabajando tanto él, como su montadora Thelma Shoonmaker, que es la responsable de gran parte de su éxito con esos montajes exuberantes en algunos casos y tan trascendentales y emotivos cuando se trata de “Toro Salvaje”.

Recomendaría que la comentada extensión del filme no os eché atrás, en dos semanas estará disponible en Netlfix, espero que funcione ya que permite su consumo al ritmo que quiera el público. Sin embargo, “El Irlandés” es puro cine y puro arte, es necesario verlo donde pertenece. Por muy extensa que sea, es la época de los maratones de 5 horas de “La Casa de Papel”, “Stranger Things” o “GH”, así que no debería asustarnos tanto.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
“El Irlandés”, obra maestra de Martin Scorsese