Blog / La cometa de Miel

Vuelve a empezar, Chanquete

Por Pablo Sabalza 25 Septiembre, 2017 - 8:06

(Escribo este texto enfundado en la música de Pachelbel  y su reconocido Canon en Re mayor). 

volver a empezar
volver a empezar

A mi memoria arriba aquella célebre y oscarizada película protagonizada  por Antonio Ferrandis (Chanquete) y dirigida por José Luis Garcí, ‘Volver a empezar’. ¿La recuerdas?

Ese escritor que después de tantos años viviendo lejos de su ciudad natal regresa un día para rememorar viejos tiempos, reunirse con buenos amigos, reencontrarse con un antiguo amor y despedirse de su tierra para no volver nunca más.

Evoca las calles de su infancia por las que corría con las rodillas amoratadas; observa su colegio, hoy cerrado, esperando a convertirse en un hotel o algo parecido; se desplaza al campo de fútbol de su eterno equipo y piensa, desde el palco, cómo disfrutaba con su padre de un bocadillo envuelto en papel de plata.

Con las manos a su espalda, tal y como andan los sabios, recorre las arterias principales de su ciudad y fija su vista en la terraza donde por primera vez lanzó al viento un ‘Te quiero’.

Hay más edificios en el paisaje y donde hubo campo ahora hay cemento o carreteras. Es su tierra un lugar con el mismo fruto pero distinta cáscara.

(El autor se asoma a su nostalgia y narra lo que otea)

Se marchitan sus zapatos.

Escucha la música de los viejos bares por la noche y saborea los pintxos a la hora de los cucos.

Prosigue su camino por las murallas que danzan, por los caballos blancos que beben cerveza, por las terrazas de la plaza del castillo que amenizan trovadores, por los días azules y verdes y nuestros.

Amante, como es de la literatura, recuerda librerías desaparecidas como Antares o El Parnasillo y otras que se difuminan como Gómez y así, se despiden las lágrimas del escritor con la infinita lluvia. Esa lluvia con cuerpo y esqueleto.

No quiero que te vayas, Chanquete, sin ver otra vez la corteza de tu cielo infantil, sin subir a tu BH roja, sin jugar a la pelota y dar de comer pantalones a la lavadora, sin besar a tus amados padres, sin abrazar a tus inmortales amigos y sin escribirles el libro que tu ciudad y ellos se merecen.

Vuelve, Chanquete. Vuelve a empezar.

Por muchas y tristes que sean cada una de tus despedidas…

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Vuelve a empezar, Chanquete