Blog / La cometa de Miel

Un poeta de película

Por Pablo Sabalza 03 febrero, 2020 - 9:29

No dejes de creer que las palabras y las poesías sí pueden cambiar el mundo.

"De repente, llegó el silencio. Nada se supo de él. Dejó de escribir o evitó publicar. Se cansó de contar mentiras envueltas en metáforas".
"De repente, llegó el silencio. Nada se supo de él. Dejó de escribir o evitó publicar. Se cansó de contar mentiras envueltas en metáforas".

El pasado sábado coincidí con un amigo, escritor y poeta en un bar próximo a mi casa. En la televisión desfilaban los realizadores, actores y actrices de las películas seleccionadas para los premios Goya, así como modelos, presentadores de concursos, algún político, invitados y demás paripé del mundo de la farándula.

El poeta se sentó a mi lado y con su voz aguardientera me dijo:

-A ver cuánto tardan en pedir ayuda y apoyo al cine en su discurso. No te jode. Llevo cuarenta años, Sabalza, cuarenta años escribiendo poesía. No he recibido ni un duro. A pedir al parque, hombre.

Bebió un trago de su ron Arehucas carta oro con dos piedras y nos pusimos a conversar acerca de las novedades literarias que copan actualmente las librerías. De vez en cuando alzaba la vista a la televisión, de espaldas a mí, y cabeceaba mientras seguía con su argumento. Apuntaba que hay más libros que escritores. También subrayaba los egos de los autores. Se piensan que son algo en la literatura y no los conoce ni el tato. Si no se pavoneasen por los periódicos o por las tediosas charlas que imparten diciendo lo de siempre serían tan reconocidos como sus efímeras publicaciones.

La poesía es otra cosa. Ahí no hay medias tintas.

Apuró el ron Arehucas y pidió otro al camarero, un tipo desdentado que había envejecido rápido y que iba vestido con camisa blanca desgastada, pantalón negro que se dejaba ver tras un delantal de color vino atado a la cintura y unos zapatos azul oscuro con suela de goma.

Nos despedimos.

-Cuídate, Sabalza. Y no te fíes de nadie. Detrás de cada sonrisa se esconde Anthony Perkins.

Mientras caminaba hacia mi casa disfrutando de una agradable noche canaria pensé en la vida de este poeta. Me habían contado muchas cosas sobre él. Algunas supongo que ciertas y otras muchas inventadas. Vivía solo. En un pequeño apartamento no más grande que el mío cerca del puerto. Escribía de noche. Apuntaban que en su tiempo fue muy reconocido. De hecho, obtuvo algunos premios nacionales. De repente, llegó el silencio. Nada se supo de él. Dejó de escribir o evitó publicar. Se cansó de contar mentiras envueltas en metáforas. Los medios de comunicación se hicieron eco de la desaparición literaria del poeta. Su aspecto cambió. Su carácter se volvió hosco y distante. Algo le pasó. Unos decían que entró en depresión. Otros que se murió su musa. Algunos que, simplemente, se le acabó la tinta de sus poemas. Sea lo que fuere algo  le debió ocurrir. Recordé los Goya y pensé en la vida de este poeta. Se perdió el cine una buena película.

Al llegar a casa pensé en ustedes, lectores, e indagué en películas que versan sobre poetas.

Así encontré ‘Neruda’, filme que nos muestra la vida del premio nobel chileno y que la protagonizan Luis Gnecco y Gael García Bernal. Tras la elección presidencial de 1946, el Partido Comunista de Chile ha sido silenciado por el nuevo gobierno. Neruda juega un papel decisivo a la hora de enfrentar tal represión. Pero la lucha no se queda sin respuesta y el joven policía Óscar Peluchonneau, interpretado por Gael García Bernal, se decide a investigar sobre el poeta.

Otra película a la que pueden acercarse es ‘A quiet passion’ basada en la vida de una de mis poetas preferidas, Emily Dickinson. Me gusta tanto esta escritora que me compré un libro suyo titulado ‘Poemas’ de la editorial cátedra en español e inglés (yo no domino este idioma) solamente para escuchar cómo sonaban en voz alta sus letras en el idioma de la autora y así imaginármela recitando. Emma Bell y Cynthia Nixon le dan vida a Dickinson en el filme durante distintas épocas de su vida.

‘Tom & Viv’ sería otra opción cinematográfica para disfrutar solos o en compañía. El filme se centra en la relación del autor con su esposa Vivienne Haigh-Wood Eliot, ambientada en su vida literaria al lado de autores como el filósofo y premio Nobel de literatura Bertrand Russell y la escritora Virginia Woolf.

Total Eclipse’ sobre la vida de Paul Verlaine y Arthur Rimbaud; ‘Aullido’ Sobre Allen Ginsberg; ‘Antes que anochezca’ con nuestro querido Javier Bardem y que narra la vida del poeta cubano, Reinaldo Arenas; ‘Sylvia’ sobre Sylvia Plath y Ted Hughes y sus celos personales y literarios; ‘Bright Star’ sobre John Keats son otras películas que tratan sobre la vida y milagros de diferentes poetas.

Mi mente retorna al amigo poeta que dejé con un Arehucas y cabeceando al mirar la televisión. Su vida sería un premio Goya, pero nadie lo sabe.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un poeta de película