Blog / La cometa de Miel

Tan fácil como leer un libro al mes: "Mendel el de los libros"

Por Pablo Sabalza 24 enero, 2016 - 23:18

Una vez en la ciudad de Colonia (Alemania) me dijeron que hay una leyenda que reza que si enciendes un cigarro con una vela, se muere un marinero. ¿Y si  una librería cierra para siempre, se mata el alma cultural de una ciudad?

Mendel el de los libros
Mendel el de los libros

El pasado domingo desperté con una triste noticia. La emblemática librería ‘Cervantes’ de Salamanca cerrará muy pronto sus puertas.

La ciudad que acogió a estudiantes como Fray Luis de León, el,‘Celestino’, bachiller Fernando de Rojas, San Juan de la Cruz, Calderón de la Barca,  Luis de Góngora, Torquemada, Hernán Cortés, Don Miguel de Unamuno o la primera mujer en cursar estudios de gramática, Beatriz Galindo, llamada La Latina (ahora saben de dónde procede el nombre del barrio de Madrid), ya que hablaba con quince años perfectamente latín, ve cómo uno de sus referentes bibliográficos y culturales a nivel nacional plasma sus últimos trazos y renglones en el libro vital de sus clientes.

El librero, dueño de la cervantina librería, estima a sus 87 años que es el momento de que Óscar Wilde, Lope de Vega, Herman Hesse, Auster, Murakami, Galdós, Baroja y un infinito etcétera atraigan, con su exquisito talento y ejemplar muñeca, a sus incondicionales en otro enclave literario.

Y fue el mismo año en el que nació nuestro librero salmantino cuando se publicó la maravillosa obra que este mes anhelo presentarles. Las joyas literarias como cualquier tesoro que se precie debemos ir a buscarlas.

Pienso en ocasiones que una librería es un infinito océano en el que si buceas, si buceas de verdad, puedes hallar en una estantería cual barco hundido, un tesoro, una joya, un diamante.

En el año 1929 fue publicada la obra ‘Mendel el de los libros’ por Stefan Zweig. Este pequeño cofre dispone, simplemente, de cincuenta y siete páginas. La encontrarán, como todas las obras del autor, en la Editorial Acantilado.

Mendel, Jakob Mendel, es un viejo librero que llegó a Viena para convertirse en rabino pero la pasión por los libros provoca que abandone sus estudios dedicándose por entero al estudio de los mismos.

‘Tener un libro en sus manos significaba para Mendel lo que para otros el encuentro con una mujer. Aquellos instantes eran sus noches de amor platónico. Tan sólo el libro, jamás el dinero, tenía poder sobre él.’

La historia de la obra es relatada por un narrador del que poca información tendremos pero que, magistralmente, nos detalla su experiencia con el protagonista o nos la facilita a través de conversaciones que mantiene con otros personajes.

‘No fumaba, no jugaba. Las personas no le interesaban, y de todas las pasiones humanas tal vez sólo conocía una, por cierto, la más humana de todas, la vanidad.’

Los clientes, según advierte el narrador, se dirigían a Mendel para que les buscase un libro que ellos no encontraban y deseaban con sumo anhelo.

‘Él lo sabe todo y lo consigue todo. Él te trae el libro más singular del más olvidado de los anticuarios alemanes. Es el hombre más capaz en todo Viena. Un ejemplar de una raza en extinción.’

Sin embargo, un día Jakob Mendel es enviado a un campo de concentración, acusado injustamente de colaborar con los enemigos del Imperio austrohúngaro.

‘¿Para qué vivimos, si el viento tras nuestros zapatos ya se está llevando nuestras últimas huellas?’

¡Qué joya! ¡Cómo lo van a disfrutar!

Por favor, amigos de Navarra.com, si ustedes me dijesen que van a leerlo…

Al autor, Stefan Zweig, he tenido la oportunidad de trabajarlo en numerosos encuentros de lectura denominados también, Club de Lectura. Un escritor fascinante con un trágico final. Su esposa y él se suicidaron (una foto así lo atestigua)  en Petrópolis, Singapur, pues pensaron que el nazismo se extendería por todo el planeta.

Obras como ‘Carta a una desconocida’, ‘Amok’, ‘Veinticuatro horas en la vida de una mujer’, ‘Novela de ajedrez’ o, las innumerables biografías destacando por encima de todas, ‘María Estuardo’ son algunas de las lecturas que no deben pasar por alto. Su autobiografía, ‘El mundo de ayer’, publicada tras su muerte les acercará a un personaje amigo de Einstein, Hermann Hesse, Gorki, Rilke.. Fue, Zweig (Svaig), un autor amante de la ópera, antibelicista y, por encima de todo, un escritor que transmite a la perfección lo que quiere hacer llegar al lector.

‘Mendel el de los libros’ es una gran obra escrita por un gran autor y que debe llegar a ti, que eres, quizás aún sin saberlo, un/a gran lector/a.

El libro que les recomiendo, apunta: ‘Los libros se escriben para, por encima del propio aliento, unir a los seres humanos, y así defendernos frente al inexorable reverso de toda la existencia: la fugacidad y la vida.’

Regresando al inicio de este escrito debo apuntarles que nunca más volví a encender un cigarro con una vela. Nunca más será Salamanca la misma ciudad sin su librería ‘Cervantes’.

Sirva esta obra, ‘Mendel el de los libros’, como homenaje a todos los libreros.

Y recuerden esta frase del célebre autor de El Quijote de la Mancha: ‘ El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho’.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Tan fácil como leer un libro al mes: "Mendel el de los libros"